Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hernández negocia hoy más ayudas a Ryanair tras diez años subvencionada en Lavacolla

El alcalde de Santiago y exconselleiro de Infraestructuras se reunirá en Madrid con la aerolínea para atar una base » Como responsable autonómico le concedió 4 millones

Hernández con responsables de Vueling durante una negociación.

De forma unilateral, al margen de la coordinación aeroportuaria que exigió como conselleiro de Infraestructura y con más fondos públicos por delante. En estas condiciones está previsto que negocie hoy en Madrid el alcalde del PP de Santiago, Agustín Hernández, el mantenimiento y crecimiento de la low cost Ryanair en Compostela. El objetivo es que la compañía fije una base. Pero para ello, y como ha demostrado la experiencia con Ryanair en Galicia y en otros puntos de España, el talonario deberá ir por delante. De llegar a un acuerdo, la irlandesa cumplirá hoy once años consecutivos en Lavacolla recibiendo subvenciones públicas, la mayoría provenientes de los impuestos de todos los gallegos. Y es que casi todas le han llegado de la Xunta. De ellas, en torno a cuatro millones de euros fueron aprobados por Agustín Hernández en su antiguo cargo como responsable autonómico.

Al contrario que en otras ocasiones, Ryanair no ha amenazado todavía -al menos públicamente- con eliminar rutas en Lavacolla si no recibe ayudas. Lo hizo ya en varias ocasiones (2009 y 2010) logrando con esta estrategia que la Xunta de Galicia le renovara varias veces el primer convenio que se remonta al año 2005. Esta fórmula negociadora del "me pagas o me voy" también la aplicó en otras terminales españolas como Reus, Girona, Valencia o Murcia, entre otras. Y es que el Gobierno gallego ha permitido con sus ayudas indefinidas que Ryanair tenga mayor poder a la hora de negociar. Actualmente mueve el 45% de todo el pasaje de la terminal santiaguesa gracias básicamente a los millones de euros de apoyos económicos recibidos. De los 2.083.873 pasajeros con los que cerró el aeropuerto de la capital gallega el año pasado, casi 940.000 fueron de Ryanair. De cesar las ayudas -algo a lo que se comprometió Agustín Hernández a hacer cuando era conselleiro de Infraestructuras, pero que ahora no aplica como alcalde- la aerolínea podría realizar un severo recorte. Casualmente esta negociación llega a escasos meses de las elecciones municipales.

Convenio desde 2005

El convenio con Ryanair se remonta al año 2004, cuando el Gobierno autonómico del PP rubricó un acuerdo plurianual con la compañía aérea para el periodo 2005-2008. El acuerdo incluía tres rutas internacionales, pero la low cost acabó asentándose gracias a esos apoyos y abriendo un abanico de hasta diez destinos nacionales que provocaron un trasvase de usuarios desde Peinador y Alvedro. El bipartito PSOE-BNG mantuvo este convenio y el Ejecutivo de Alberto Nuñez Feijóo, con Agustín Hernández como conselleiro de Infraestructuras, se lo renovaron hasta en dos ocasiones. De hecho, la última vez lo hizo por tres años a razón de un millón de euros anual. Casualmente, tras cerrar ese acuerdo, al año siguiente Hernández anunció el fin de las ayudas a aerolíneas en Peinador y Alvedro, pero las mantuvo otros dos años en Lavacolla arguyendo que no podía romper el contrato que había firmado un año antes con Ryanair.

En ese periodo de dos años en el que la Xunta no concedió ayudas a compañías aéreas en Vigo y A Coruña, el exconselleiro de Infraestructuras exigió a los Concellos que se coordinaran e insistió en que las decisiones deberían tomarse en el seno del Comité de Rutas creado por Fomento. Pero ahora, como alcalde, no solo ha dejado la coordinación a un lado, sino que sus negociaciones con aerolíneas se están realizando de forma unilateral y al margen de este comité.

Compartir el artículo

stats