Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vueling elimina el único vuelo entre Vigo y Barcelona de los sábados hasta Semana Santa

Mantiene solo el del 28 de febrero y lo atribuye a una "reducción de demanda" » El resto de días deja solo un avión que los miércoles, jueves, viernes y domingos opera de noche

La pobre oferta aérea con Barcelona que padece Vigo desde hace años se agrava todavía más este invierno. Vueling, la única aerolínea que cubre este enlace desde la desaparición de Spanair, no operará ningún sábado la ruta hasta Semana Santa a excepción del 28 de febrero. Con lo que de los diez próximos sábados y hasta finales de marzo -cuando arranca también la temporada estival aeronáutica- en nueve será imposible volar entre la ciudad olívica y la Condal y viceversa. La aerolínea atribuye esta merma de la oferta a una caída de demanda. "Después de las navidades hay un lapso de tiempo en que se reduce la demanda de los vuelos, es algo habitual cada año", aseguran fuentes oficiales.

Pero lo cierto es que hasta ahora nunca se había suprimido un vuelo a Barcelona ningún día de la semana durante casi tres meses, como ocurrirá en este arranque de 2015. Además, ni en Lavacolla, ni en Alvedro, donde sus gobiernos locales (PP) conceden ayudas a la compañía desde hace años, Vueling no ha aplicado un recorte similar al de Vigo. De hecho, tanto en A Coruña como en Santiago ofrece prácticamente el doble de aviones y plazas semanales que en Peinador. Además, en el caso de la terminal compostelana, la ayuda que primero inició la Xunta a Ryanair y cuyo testigo cogió el Concello liderado ahora por el exconselleiro de Infraestructuras, Agustín Hernández, permite que también esta low cost ofrezca conectividad con Barcelona.

Pero el problema del vuelo Vigo-Barcelona va más allá de la supresión de la única frecuencia de los sábados. Prácticamente en todas las semanas de enero, febrero y marzo solo hay un vuelo en cada sentido el resto de días, lo que impide ir y volver en la misma jornada a Barcelona. Y llegar a la Ciudad Condal a primera hora de la mañana para realizar negocios o coger un enlace a otra ciudad es imposible. Solo los lunes y martes hay vuelo por la mañana, pero sale a las 9.45 horas,con lo que no se llega a El Prat hasta pasadas las once. La situación se agrava la mayoría de miércoles, jueves, viernes y domingos, cuando el único vuelo que hay esos días parte a las 20.45, 21.05, 22.25 y 20.35 horas, respectivamente. Esta situación no solo impide realizar una jornada laboral completa, sino que obliga a llegar a la Ciudad Condal bien entrada la noche y a contratar al menos un día de hotel.

Haz click para ampliar el gráfico

El Alvedro y Lavacolla pasa todo lo contrario. En la mayoría de días de la semana hay dos vuelos en cada sentido. Pero además los horarios son mucho más competitivos que los de Vigo. El primer avión del día de A Coruña, por ejemplo, sale a las siete de la mañana, casi tres horas antes que el de Peinador. En Lavacolla lo hace a las nueve. Previsiblemente Vueling mejorará la oferta en la temporada de verano en Peinador, sin embargo todo a punta a que seguriá estando muy por debajo de la de las otras dos terminales gallegas.

Compartir el artículo

stats