05 de octubre de 2014
05.10.2014

Pierre Ianni: "El sector naval de Vigo necesita organizarse en forma de clúster y evitar los individualismos"

"Dije una vez que tenía la impresión de que la ciudad se veía mucho para sí misma: creo que eso está cambiando"

05.10.2014 | 06:03
Pierre Ianni, ayer en los jardines de un hotel de Vigo

Pierre Ianni (1952) nació en Italia y ha vivido en Francia, México, Nigeria o España. Director de la factoría viguesa de PSA hasta 2011, ahora reside en Argentina, donde ha fundado la asesoría ESC Solutions. Las siglas representan la Excelencia, la Sustentabilidad y la Competitividad. Se le ha quedado un acento argentino muy peculiar, aunque asegura que también se le pegó en su día el mexicano o el gallego.

- Llevaba dos años sin venir por Vigo. ¿Cómo ha visto la ciudad?

- Mejor, la he visto mejor. A nivel de infraestructuras, más ordenada, también más limpia y con menos obras [ríe]. Cuando yo me fui estaba todo lleno de obras y eso hace que la ciudad se vea más ordenada. Faltarían algunas cositas para ganar algo de color y algo de vida.

- ¿Por ejemplo?

- No sé, quizás en la parte vieja, un poco más de ambiente con más bares. Más vida en la zona antigua.

- ¿Y a nivel empresarial? ¿Tenemos cosas pendientes por hacer?

- Por lo que escucho y por lo que veo, parece que las cosas están repuntando. Creo que, tanto aquí como en España en general, se ha tocado ya fondo. Recuerdo que, en 2008, cuando nos golpeó la crisis, yo dije que iba a durar como diez años. Así que todavía faltan cuatro, falta un poco, ahora toca subir la pendiente. Pero va a ser lento, la crisis fue muy dura, muy profunda.

- ¿Y qué impresiones le dicen los empresarios de la ciudad?

- Noto más optimismo, he hablado con gente de Vigo y me han dicho que las cosas van un poco mejor. Todavía no estamos en un gran momento, no es la gran cosa, obviamente, pero se perciben mejorías. Pero, para mí, faltan tres o cuatro años para estar mejor. No como estábamos antes, pero sí mejor.

- ¿Cuáles cree que son las potencialidades de Vigo para empezar a subir la cuesta?

- La ciudad de Vigo tiene dos puntales: la planta de PSA Peugeot Citroën y el Puerto. Ambos juntos configuran un complejo que es muy potente. La planta de Vigo tiene buenas cartas en la mano para seguir adelante con su propia gente, muy trabajadora y con ganas de hacer las cosas siempre mejor. Tiene una ventaja importante, y es que es muy compacta. Siempre dije que la falta de espacio no era una desventaja. No se puede expandir más, y es, como digo, la ventaja que siempre va a tener. Además tiene al clúster CEAGA, que es algo único. No he visto en todo el mundo ningún ejemplo similar a la colaboración que existe entre una planta y sus proveedores.

- ¿Y el apoyo de la administración?

- Es básico. El ayuntamiento, la Zona Franca, la Xunta? Eso fortalece un conjunto en el que todos buscan lo mismo: seguir siendo mejores y atrayendo inversiones. En Vigo nada se da por hecho, nunca. Y hasta el mejor deportista no sabe por decreto que será el campeón del mundo, sino que tiene que trabajar todos los días para buscar la perfección. A cualquier empresa le sucede lo mismo.

- Ahora que ha mencionado el clúster de la automoción pueden surgir comparaciones. ¿Cree que en Vigo existe el minifundismo empresarial, que la colaboración que funciona en el mundo del motor debería aplicarse a otros sectores?

- Aquí podríamos hablar quizás del naval. El naval necesita organizarse en forma de clúster en Vigo. Cuando las empresas se organizan entre ellas se necesita la colaboración entre todos y cada empresa debe evitar el individualismo, trabajar para el bien común. El sector del naval, que fue muy importante en Vigo, debería tratar de organizarse en clúster.

- ¿Cómo ve la planta de Balaídos posicionada dentro del grupo? Ahora todas deben pelear día a día para garantizarse su futuro, por ejemplo con los nuevos modelos.

- Como le dije, creo que tiene buenas cartas en la mano, pero debe seguir trabajando mucho con su red de proveedores para optimizar toda la cadena de valor entre éstos últimos y la factoría. Deben buscar ahorrar en todo lo que se pueda, como en la logística. Pero para ello deben trabajar juntos, ni el proveedor ni la planta pueden tomar decisiones de forma individual, sabiendo que la operación final es win-win, todos ganan, para poder funcionar. Balaídos tiene muy bien asentado el modelo de cooperación con sus proveedores.

- ¿Es un pulmón para aspirar a los nuevos modelos, las nuevas furgonetas?

- Por supuesto que sí, es de esas cartas que el sector y la planta tienen para presentarse al grupo PSA y que éste, a la hora de valorar la toma de decisiones, las tenga en cuenta. La decisión compete al grupo, pero hay factores importantes.

- ¿Cuáles más destacaría?

- La propia productividad de la planta, que ha mejorado y lo sigue haciendo. Pero, como digo, nada se debe dar por hecho.

- De ahí que se deba seguir trabajando por la competitividad, la flexibilidad...

- Exacto, en todo. La gran ventaja que también tiene esta planta es su flexibilidad, que se ha armado a lo largo de los años con el acuerdo de los sindicatos. La paz social de PSA-Vigo es una fortaleza muy importante, primordial, no puede haber futuro en una empresa, en una zona, si no hay paz social.

- Recuerdo una frase suya que dijo en Vigo: "sin presión no hay caudal".

- Y el exceso de presión rompe la cañería. Eso llevado al nivel de una organización es importante. Hay que dar fortaleza a las personas para que aguanten esa presión.

- ¿Cómo?

- Con la motivación, el conocimiento y la mejora de los procesos que se aplican. Cuanto más fuertes sean estos elementos, más fuerte podrá ser la presión.

- ¿Y esa es la clave de??

- De la eficiencia. Es como la fórmula de Einstein, pero yo le agrego la P del proceso. Si la gente está motivada y tiene los conocimientos pero trabaja mal porque los procesos son malos, el resultado va a ser malo. Si la forma en que hacen las cosas permite que te equivoques, se van a equivocar. Si la gente no está motivada, tampoco será un sistema eficiente. Del mismo modo, y por mucho conocimiento que tengan las personas, es necesaria la motivación. Son tres factores que deben estar presentes a la vez para lograr la eficiencia.

- ¿Cómo se logra la motivación?

- No se logra por decreto. Depende de un conjunto de cosas en las que debe trabajar una organización. La gente se motiva a sí misma en función del contexto.

- Ha montado una consultoría en Argentina. ¿Es en lo que está trabajando a día de hoy?

- Todo mi trabajo está basado en eso, exactamente, es lo que estoy enseñando a aplicar. Buscar la máxima eficiencia a partir de motivar a la gente, de obtener el conocimiento y de mejorar los procesos. Mi trabajo es ayudar a empresas a que la gente esté motivada y funcionen mejor.

- ¿Esto se puede aplicar al sector público?

- A todos los sectores.

- ¿Qué tiene Latinoamérica que atrae tanto a los empresarios gallegos, también de Vigo? Vive usted allí, ¿cuál es su atractivo?

- Porque muchos países han logrado controlar sus parámetros económicos, y su inflación en particular. Tienen gente con muchas ganas, motivada, con países con muchos jóvenes. Por eso son atractivos para inversores internacionales, porque allí pueden producir. Además, tienen un potencial de crecimiento muy importante.

-En la región de Celaya, en México, han creado un clúster a imagen y semejanza de CEAGA.

- Sí, así es, y yo creo mucho en los clústers para mejorar la cadena de valor. Hay un proverbio africano, yo viví años en Nigeria, que dice: "solo se va más rápido, pero juntos se va más lejos". Uno puede ir muy rápido, pero se puede caer.

- ¿Cómo están las cosas en Argentina?

- Tiene mucho potencial, aunque ahora la situación económica es complicada. Pero la crisis va a durar unos dos o tres años, son crisis periódicas. Pero el país volverá a ser atractivo, y ahora es un buen momento para invertir.

- Vivió mucho tiempo en Vigo, es una persona muy reconocida aquí. ¿Cómo cree que está vinculada la ciudad con su entorno, dentro de Galicia?

- Dije una vez que tenía la impresión de que Vigo se veía mucho para sí mismo. Creo que eso está cambiando, y es una ciudad mucho más abierta. Uno no se puede encerrar en su propio ego, se puede aplicar a una ciudad o a una persona. Nadie puede hacer todo solo, necesitamos de otros. Encerrarse es un suicidio, porque también mata la humildad, que es la madre del progreso. Mi experiencia es la suma de lo que yo aprendí de mis errores y de los errores de los demás.

- Los dos principales partidos de la ciudad incluso se han puesto de acuerdo en ciertas cuestiones de mucho calado y relevancia.

- Cierto, pero falta todavía mejorar esa cooperación entre todos para el bien común. El partidismo tiene que existir, por supuesto, pero el objetivo de todos es el bienestar de la gente, tienen que preocuparse por mejorar, y hacerlo todos juntos. Si lo que propone uno mejora la situación de las personas, todos deberían apoyarlo.

-No se habrá olvidado del Celta.

- [Ríe] No, no, de hecho iré al partido.

-También es un elemento integrador en la ciudad.

-Totalmente. Cuando estaba en Segunda estuvimos apoyando al Celta, cada vez que podía iba a verlo. Hay que apoyar en los momentos buenísimos y en los difíciles.


"Debemos recuperar a los jóvenes que se han ido en los últimos años, y darles la oportunidad de volver"


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes