17 de julio de 2014
17.07.2014

Un joven al banquillo por agredir a puñetazos a un operario de limpieza que auxiliaba a una maltratada

El trabajador cayó al suelo y quedó inconsciente tras uno de los golpes » La mujer del imputado se acogió a su derecho a no declarar

16.07.2014 | 22:37

Un joven se sentó ayer en el banquillo del Juzgado Penal 2 acusado de agredir a su pareja y de emprenderla después a puñetazos en plena calle con un trabajador del servicio de limpieza que acudió en auxilio de la mujer. La fiscal, que puso el acento en la "violencia desmedida" por parte del imputado hacia el operario, solicita más de 2 años de prisión para M.A.M.I. al considerarlo autor de un delito de violencia de género y de otro de lesiones. La defensa, por su parte, mantiene que no hay pruebas del maltrato y, sobre la agresión al trabajador, de la que el acusado solo admite "un puñetazo", pide 3 meses de cárcel al estimar que concurren las atenuantes de embriaguez y arrepentimiento.

Ocurrió de madrugada, en mayo de 2013, en la calle Rosalía de Castro. La Fiscalía sostiene que el operario de la limpieza, que hacía labores de barrido y baldeo junto a un compañero, fue a ayudar a la pareja del acusado tras advertirle dos mujeres que pasaban por allí de que estaban agrediendo a una chica en un coche. Sin embargo, la presunta víctima, esposa del imputado, se acogió a su derecho a no declarar en la vista.

Sí lo hizo el operario. "Estaba trabajando y vi que una pareja forcejeaba en el paso de cebra; poco después dos mujeres pidieron que fuéramos, que [el hombre] le estaba pegando mucho; fui al coche y ya vi por el cristal las manos ir y venir, ella repelía los golpes", relató este hombre, que concretó que a continuación abrió la puerta del vehículo para ayudar a la supuesta víctima.

El trabajador añadió que a raíz de su intervención el acusado le pegó "varios puñetazos" en el estómago y que, cuando cogió el teléfono para pedir la presencia de una patrulla de la Policía Local, recibió otro golpe que lo tiró al suelo y le dejó inconsciente. Otro operario de limpieza añadió que el imputado golpeó a su compañero "por la espalda". Cuando llegaron los agentes, el trabajador estaba en el suelo "sangrando abundantemente" y fue trasladado al hospital. Debido a la agresión, perdió varios dientes, entre otras lesiones.

El acusado niega que maltratase a su pareja. "Fue una discusión de pareja porque yo no le quería dar las llaves del coche; yo no le pegué a mi mujer", afirma. Reconoce que cuando fue el barrendero se molestó porque se entrometiese y que le dio "un puñetazo", aunque su versión es que se lo asestó cuando estaba frente a él y porque el hombre lo había "agarrado del cuello". "No tenía intención de hacerle daño; fui a disculparme con él al hospital", aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes