La junta de gobierno local aprobó ayer las bases del programa del ayudas para el pago de alquiler, suministro energético y alimentación para familias necesitadas, según confirmó el alcalde, Abel Caballero. El Concello destinará en una primera fase 1,8 millones a esas subvenciones y después otros 200.000 euros para hacer frente a eventuales reclamaciones de los solicitantes.

Los requisitos para acceder a este programa son: que toda la familia lleve censada en Vigo al menos tres años, que residan en la misma vivienda que el solicitante al menos desde el 1 de enero, que no hayan renunciado a otras ayudas y que ningún miembro de la familia tenga vivienda en propiedad.

Asimismo, se establecen unos criterios económicos de ingresos máximos en función del número de miembros de la unidad familiar (descontados los gastos de alojamiento) que son de 200 euros para una persona, 300 euros para dos, 375 para tres miembros de la familia, 450 euros para cuatro personas, 500 para cinco y 575 para seis (a partir de ahí, se incrementa en 50 euros por persona el tope).

Los gastos de alojamiento deducibles serán de 150 euros (una persona), 250 (dos), 275 euros (tres), 300 euros (cuatro), 350 euros (cinco), 400 (seis) y así sucesivamente. El plazo de presentación de solicitudes, que deben entregarse en el registro municipal, será de 20 días desde que las bases se publiquen en el Boletín Oficial de la Provincia. "Es un programa para gente con rentas bajas", señaló Caballero, quien destaca que Vigo "es el único ayuntamiento de España" con una iniciativa de estas características.