El Concello requerirá al Jurado de Expropiación de Galicia que anule el acuerdo por el que ha fijado en 124.151 euros el valor de una de las parcelas de la Casa do Patín de Bouzas, finca que la Administración municipal tasó en 14.500 euros menos. En caso de que el ente no rectifique el gobierno local acudirá a los tribunales.

La Casa do Patín fue adquirida en 2011 por el Concello por 440.000 euros -sumado el inmueble, en estado ruinoso, y las parcelas-, para destinarla a biblioteca pública de proximidad. El Concello fijó el valor de una de las fincas expropiadas en 109.700 euros, y el jurado gallego ha elevado el precio al concluir que el suelo "está en situación de urbanizado, sometido a actuaciones de reforma o renovación de la urbanización".

El informe técnico municipal defiende que "el suelo está clasificado como urbano consolidado, con ordenanza de equipamiento público, y por tanto no tiene asignada edificabilidad lucrativa", con lo que argumenta que su criterio de valoración es el correcto.

El Concello ya ha dedicado 32.000 euros a iniciar el desmontaje de la fábrica de sillería de piedra de las fachadas y en el presupuesto municipal de este año, pendiente de aprobar definitivamente, ha consignado medio millón para convertir el histórico inmueble en equipamiento sociocultural.