Sin apartarse de las líneas generales en Galicia, PP y PSOE reúnen la mayoría de los votos, aunque con pérdidas exponenciales respecto a 2009, que hacen sitio a la incorporación de AGE como tercera fuerza, la de Podemos en cuarto lugar y relegan al BNG al quinto en Baiona, Nigrán y Gondomar.

Paradójicamente, los populares ganan y pierden a la vez. Se sitúan a la cabeza en el número de sufragios, pero también lideran la caída del porcentaje de apoyos en relación a hace cuatro años, especialmente en Nigrán y Gondomar, municipios donde han perdido la mayoría absoluta en la Corporación y en los que sus dirigentes están envueltos en investigaciones judiciales como la operación Patos o la adjudicación a dedo del servicio de mantenimiento de jardines, respectivamente. En Nigrán obtienen un 33,67%, que contrasta con el 52,75% de las anteriores europeas. Y en Gondomar alcanzan un 32,46% después del 51,75% de referencia. En Baiona logran un 38,39% frente al 55,60% de 2009.

La debacle socialista roza los 13 puntos porcentuales. En Baiona logra un 18,64% frente al 31,22% de 2009. En Nigrán, reúne un 20,51% -33,40% en las anteriores europeas- y en Gondomar alcanzan 19,66% -30,45%-.

Oia, en cambio, mantiene la tónica de 2009. Bajo una pérdida de votos general, el PP alcanza el 41,29%, el PSOE el 20,64% y el BNG es la única formación que sube en este municipio con un 9,13% frente al 6,84% de 2009. Podemos se ubica en cuarto lugar con un 8,27% y AGE en el quinto, con un 6,84%.