S. PENELAS | VIGO

La mejor comedia televisiva durante los últimos 4 años para los premios Emmy y cuya quinta temporada reunió en su estreno a 11,6 millones de espectadores en EE UU se ha convertido en un escaparate global para el artista vigués Ash Santos. Una de las camisetas diseñadas para la firma Volcom Clothing, con la que colabora desde 2003, aparece en dos episodios que ya se han podido ver en España. De hecho, fue un amigo el que le avisó tras reconocer su personal estilo en el atuendo de Luke Dunphy.

Licenciado en Bellas Artes, profesor de Secundaria y artista multidisciplinar que abarca la ilustración, la intervención, la performance y la música -es voz y guitarra, además de responsable de la imagen de su grupo Die Fritzels-, Santos tuvo la iniciativa de enviar una propuesta en 2003 a esta compañía textil nacida en torno al surf, el skate y el snow y cuya filosofía aúna un enfoque vanguardista de la moda con el apoyo a deportistas y creadores.

Desde entonces forma parte de la línea Featured Artists, que aglutina a valores emergentes con nombres consagrados como el de Marcel Duchamp. "Es parte de la filosofía de la marca y tuve la suerte de encajar ahí. Ellos recogen propuestas internacionales para un proceso de selección bastante duro. Hay que tener ojo para saber qué puede funcionar y presentar trabajos que llamen la atención en California, donde están de vuelta de todo. Es bastante meritorio que ya tenga nueve proyectos con ellos", apunta.

Otros creadores de la firma, como el precoz Kid Creature, de 14 años, han visto sus diseños en platós de conocidos late nights o lucidos por famosos como el rapero Snoop Dogg. La camiseta de Santos que aparece en Modern Family se vendió en todo el mundo la temporada pasada y él conserva su prueba de fábrica. "Eso no lo tiene todo el mundo", bromea.

"Está muy bien que pasen estas cosas y la reacción entre mis amigos y mi entorno ha sido positiva. A veces uno tiene la percepción de que es más difícil salir adelante y ser reconocido aquí que fuera. He estado dos veces en la sede de Volcom Clothing, en Costa Mesa, y el trato fue estupendo. A igual que hace eta compañía, aquí también deberían apoyarse todas las manifestaciones culturales fuera de los estándares. Tenemos una mina de oro en cuanto a creatividad a la que no se la da toda la importancia que debería", reivindica

Santos, de 28 años, forma parte de la plataforma gallega de moda sostenible MOV3, donde colaboran diseñadores, ilustradores y establecimientos: "Se trata de hacer una moda diferente, con trazabilidad y apostando por la confección local. Queremos impulsar al textil gallego desde dentro".

Él define su estilo como "una mezcla del carácter vigués y la forma de entender el arte del sur de California". "Tengo influencias de esa parte de EE UU en mi manera de pintar y crear, pero también por haber crecido en esta ciudad efervescente que siempre ha tenido una querencia por hacer cosas nuevas", añade.

A igual que la ciudad en la que nació, el artista mira a ultramar: "Me parece más interesante mirar más allá de la costa que hacia el interior. Somos un pueblo que siempre ha tendido a esto, también Vigo, y yo tengo estas influencias muy presentes y me identifico más con una mirada hacia fuera que hacia dentro".