El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el anuncio de licitación de las obras para ampliar el Puente de Rande y los enlaces de Cangas y Teis de la AP-9. El presupuesto base de licitación asciende a 174,14 millones de euros. El plazo de ejecución es de un máximo de 30 meses. Las solicitudes podrán presentarse a lo largo de los próximos 75 días naturales; es decir, hasta septiembre. Autopistas del Atlántico publica hoy el anuncio en el BOE tras aprobar Fomento hace poco más de una semana el proyecto para licitar el proyecto de ampliación de la capacidad del viaducto por un presupuesto de 93,7 millones. Además de las obras para desdoblar el puente de Rande, la actuación incluye otra fase por 81 millones para enlazar Teis y Cangas para mejorar el acceso en sendos tramos con nuevos carriles.

La concesionaria de la autopista, Autopistas del Atlántico, correrá con el coste de las obras en virtud del convenio rubricado en 2011 con el Gobierno. El acuerdo establece que la empresa recuperará su inversión a través de la aplicación de un 1% de peaje extraordinario durante un período de 20 años.

Durante una conferencia en Santiago de Compostela hace dos semanas, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ya había avanzado que antes de junio se licitaría la ampliación del puente. Para disponer de los fondos necesarios para acometer la obra, la concesionaria ha emitido obligaciones por un importe inicial de 195,8 millones ampliables hasta los 400. Hace varios meses se realizaron obras de estudio de regeneración en el pilar sur del puente con la intención de preparar la ampliación. En los últimos días la misma empresa -la firma gala de ingeniería civil Freyssinet- acometió mejoras en el pilar norte.

Las obras que tendrá que llevar a cabo la empresa adjudicataria destacan por su complejidad, ya que carece de precedentes en un puente atirantado con 400 metros de luz. Durante los trabajos, se instalarán dos tableros exteriores con calzadas de cinco metros de ancho cada uno, que irán adosados a las pilas principales con un sistema de atirantado similar al actual. El sistema de construcción deberá permitir además que el tráfico del viaducto no se vea interrumpido. El objetivo es que el desdoblamento quede finalizado a lo largo de la primera mitad de l año 2017.

La instalación de los dos tableros está avalada por estudios de viabilidad, que acreditan la capacidad estructural del viaducto para soportar los añadidos. El planteamiento inicial es que el tráfico de O Morrazo tenga prioridad en los terceros carriles para evitar que el tránsito de corta distancia interfiera en el de largo recorrido entre Pontevedra y Vigo. Con las labores de regeneración realizadas en los últimos meses se pretendía recuperar la durabilidad del puente hace tres décadas, cuando se construyó. El anuncio del BOE en el que se notificaba la aprobación definitiva del proyecto de ampliación indica que la obra de la AP-9 no requiere someterse al procedimiento de evaluación de impacto ambiental.