Vigo mira a Europa para plantear un modelo de universidad cuya autonomía "no está en contraposición a la rendición de cuentas y el cumplimiento de objetivos". Mato reivindicó la independencia de las instituciones académicas frente a las "injerencias" del Gobierno durante su primer acto de campaña celebrado ayer en Económicas y en el que estuvo acompañado del vicerrector de Economía y Planificación, Xosé Manuel García. "Somos un ejemplo a nivel español de gestión eficiente de recursos públicos", subrayó.

Tras los encuentros mantenidos en las escuelas y facultades durante los últimos meses para elaborar su programa electoral, Mato constata que "el 80%" de las iniciativas propuestas hace 4 años se cumplieron y señala la docencia como uno de los ámbitos a mejorar. Por eso, una de las novedades de la próxima legislatura será un programa de prestigio similar al que ya beneficia a los investigadores con mayor producción científica. Se trata de "estimular y recompensar" a los profesores "con recursos o una estancia" en otra universidad, ejemplificó el candidato.

También se habilitará un plan propio de docencia para identificar "buenas prácticas" y extenderlas al resto de la Universidad y se comprometió a seguir "luchando" para lograr que Montoro elimine la tasa de reposición de personal.

Respecto a los estudiantes, Mato avanzó que la ampliación horaria de las bibliotecas estará "muy ligada a la demanda" y anunció que los estudiantes de grado podrán tener contacto con la investigación: "Integraremos a los alumnos en los grupos para que participen incluso durante dos o tres años en proyectos diseñados para ellos. Y esto les permitirá obtener un plus de formación muy potente".

El nuevo gobierno universitario habilitará programas propios de movilidad con "aportaciones" de instituciones que se están "negociando" y que permitirán que los estudiantes puedan realizar un curso entero de intercambio y no solo un semestre como ha decidido el ministro Wert. También se crearán plazas y ayudas en Asia y América.

Al acto de campaña asistieron una decena de profesores y tres representantes de los alumnos que reclamaron a Salustiano Mato mayor comunicación y atención a su colectivo. El rector en funciones reconoció las dificultades para llegar desde el gobierno a la comunidad universitaria, recordó que el nuevo reglamento de estudiantes se debatirá en el primer claustro tras las elecciones y recogió su petición para crear una delegación central de representantes de los universitarios.

"Cómo se llame será parte del debate, pero deber haber un foro donde recibir la preocupación de las delegaciones de todos los centros. Me alegro de que existan iniciativas de este tipo", les respondió.