Un claro ejemplo del esfuerzo de los colectivos profesionales por reducir los costes de sus asociados es la Federación de Hosteleros de Pontevedra (Feprohos). En enero la entidad cerró convenios con 35 empresas proveedoras que contemplaban descuentos para sus socios cercanos -de media- al 20%.

"Nunca se había hecho algo así, a esta escala", explicaba entonces el presidente de Feprohos, César Ballesteros, que compagina el cargo con la presidencia de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Pontevedra (Asehospo). Como parte de ese esfuerzo por la máxima eficiencia, Ballesteros avanzaba que ambos colectivos trabajan para generar nuevas "sinergías" entre sí.

Otro campo en el que se ha destacado Feprohos es el de la "profesionalización" del gremio. Este año, por primera vez, la federación provincial impartirá medio centenar de cursos dirigidos a cocineros, camareros, catadores, gestores de restaurantes... En la misma línea el colectivo convoca jornadas profesionales en colaboración con otras asociaciones del gremio.