Amigos de los Pazos urgió ayer al Concello a que exija a los propietarios del edificio Ribas, ubicado en las calles Marqués de Valladares con Colón, "obras de conservación que detengan su deterioro". Y en caso de que los dueños se nieguen, propone que sea la Administración municipal la que intervenga y luego cobre los gastos a la propiedad.

El edificio Ribas comenzó a construirse en 1933. Según la asociación, "representa la incoporación de nuestra ciudad a la vanguardia arquitectónica del Racionalismo del que fue máximo exponente en Galicia el prestigioso arquitecto vigués Francisco Castro Represas", que es el autor de la obra. El colectivo apunta que el inmueble figura en numerosas publicaciones por su alto valor arquitectónico.