03 de noviembre de 2013
03.11.2013
Vidas de calle

La Casa de Arines, sede del Instituto Camões

La plaza -o plazuela- de Almeida, una de las más antiguas de Vigo, fue antes plaza Vella y de As Cebolas

03.11.2013 | 02:51
La Casa de Arines, sede del Instituto Camões

La plaza -o plazuela- de Almeida es uno de los rincones más antiguos de la ciudad. Limitada por las calles Real y Méndez Núñez y casi enfrente de La Colegiata, fue originariamente conocida como Plaza Vella o praza das Cebolas por el mercado semanal de ese producto que allí se celebraba. El 28 de marzo de 1894, el pleno del Concello decidió dedicársela al teniente portugués Juan B. de Almeida e Sá, uno de los héroes de la Reconquista. Su principal elemento referencial es la llamada Casa de Arines o de Pazos Figueroa, un conjunto de dos edificios que son los más antiguos de la ciudad y que tras la rehabilitación dentro del Plan Urban, acogen desde 1998 al Instituto Camões.

La plaza dedicada al Teniente portugués Almeida es una de las más antiguas de la ciudad. Situada muy cerca de la Colegiata, en el arranque de la calle Real y limitada por el otro extremo por la calle Méndez Núñez, fue originariamente A praza Vella en la que cada semana se celebraba un mercado de cebollas, y fue por lo tanto y también, a praza das Cebolas.

El 28 de marzo de 1894 el pleno del Concello decidió cambiar el nombre de Plaza Vella por el de Almeida, en honor al citado militar. La placa quedó adosada a la casa de Arines, el edificio más destacado del lugar hasta el mismo día de 1933, en que el Centro de Hijos de Vigo colocó una placa honorífica en bronce, desplazando la original al edificio de enfrente. Al año siguiente y tras la inauguración del monumento a Camões en la plaza de Portugal, hubo un desfile de las tropas que participaron en el acto.

El ministro español, el embajador portugués y todas las demás autoridades asistentes al acto se desplazaron a la calle Galán, (hoy Príncipe) y se situaron en las escaleras del Palacio de Justicia, para presenciar el desfile de las fuerzas. Al salir de la Plaza de Portugal, marcharon por la calle de Policarpo Sanz y, dando la vuelta por la Puerta del Sol, entraron en la calle de Galán.

En balcones y en la misma calle había un enorme gentío, que aplaudió sin cesar a todas las fuerzas desfilantes, pero más especialmente, a las portuguesas, para las cuales tuvo el pueblo varias demostraciones de sincero afecto y manifiesta simpatía. Iba en cabeza la marinería del destructor portugués "Veiga", con bandera. Seguía la marinería del crucero "Almirante Cervera" y de la Base Naval.

A continuación la compañía del regimiento 29 de Infantería española. Y cerrando la marcha, la música de Angola y los "Landins" de Mozambique, cuya marcialidad volvió a ser admirada por el pueblo vigués. Luego desfilaron los Exploradores de España. Al final de la calle de Galán, se disgregaron las fuerzas.

Antes del desfile de las fuerzas militares en la calle de Galán, marcharon a la plazuela de Almeida, y allí pasaron formadas ante la placa que da el nombre del heroico teniente Baptista de Almeida e Sa a dicho lugar. De este modo, las fuerzas portuguesas y españolas, rindieron honor al teniente portugués.

El profesor Pedro Díaz señala en su libro La Caracola de Piedra que en esa plaza tuvo su estudio Carlos Maside, al que Luis Seoane definió como uno de los más grandes dibujantes de Europa. De él dice que con su sombrero de cinta negra, capa y sus ponderadas palabras era un verdadero hidalgo que en Vigo sólo podía vivir en esa plaza. El estudio tenía acceso por la calle Méndez Núñez número 18 y el profesor siempre sostuvo que el mejor homenaje que se le podía hacer era convertir esa casa en museo con su obra.

Casa de Arines

El principal elemento referencial de la plaza lo constituye el conjunto de dos edificios singulares conocidos como Casa-Torre de Pazos Figueroa o de Ceta y de Arines. Los dos inmuebles, uno del gótico tardío y el otro de estilo plateresco son evidencia del auge urbano del final de la etapa medieval. Pertenecieron a una poderosa familia noble de Vigo con propiedades también en la calle Real y en lo que hoy es Hernán Cortés .

Estos dos edificios son los más antiguos de la ciudad y junto con La Colegiata, los lados con soportales de la plaza de la Constitución, la calle Pereira de Castro en la calle Triunfo y la calle Real fueron declaradas monumentos histórico-artísticos en febrero de 1946.

La edificación de la esquina, se conforma como un torreón que destaca por la sobriedad de sus muros carentes de decoración. Anexa está la Casa de Pazos Figueroa, palacete de urbano de estilo renacentista plateresco. Los dos inmuebles fueron rehabilitados dentro del Plan Urban.

Instituto Camões

Como se señala Rita Oliveira desde el propio Instituto, "o Centro Camões en Vigo, localizado na Casa de Arines, entrou em funcionamento em 1998 (celebraram-se no dia 15 de outubro 15 anos da sua inauguração). A recuperação e reconversão do edifício foi da responsabilidade do arquiteto Alfonso Penela. Para além de uma biblioteca, possui uma sala de aulas onde decorrem os cursos de Língua Portuguesa e uma sala multiusos utilizada para workshops, palestras, exposições ou ciclos de cinema. Durante o mês de outubro, para além dos cursos de língua portuguesa português (níveis A2, B1, B2 e C1) que decorrem diariamente, as terças-feiras foram destinadas para os ensaios do grupo amador de teatro português, as quartas-feiras para os encontros do II Grupo de Leitura de Autores Lusófonos (dedicado à escritora Sophia de Mello Breyner Andresen) e as sextas-feiras para o III Ciclo de Cinema Português (dedicado a João Canijo)".

Reconoce José Espinosa en su libro Tierra del Fragoso que poco puede decirse de este oficial portugués que participó en la Reconquista de Vigo. El historiador Pedro Díaz aseguraba haber tenido en sus manos su acta de bautismo en la parroquia de Cerdal, Valença.

Cuando Tenreiro consideró insuficiente el número de paisanos reunidos en el Fragoso para cercar la plaza de Vigo se dirigió a Portugal y allí al habla con el general Freire de Andrade consiguió algunos soldados y oficiales y entre ellos estaba el teniente Juan de Almeida de Sousa e Sá, ayudante del citado general luso.

Fue nombrado general en Jefe y estuvo al mando de más de 4.000 hombres. Almeida figura entre los condecorados con el Escudo de Honor concedido a los que se distinguieron en la Reconquista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Con motivo de eWoman Galicia KIA RÍAS MOTOR y FARO te invitan a probar el nuevo KIA SPORTAGE. Participa en el sorteo y gana un fin de semana de prueba con este fantástico coche.

Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes