Una nueva empresa concesionaria inicia hoy su trabajo al frente de la gestión de los centros cívicos municipales de Teis, Saiáns, Casco Vello y Coruxo, y, con ella, se quedan en la calle las cuatro trabajadoras que hasta ahora los atendían. Los vecinos volverán a salir a la calle "como acto de repulsa".

El lugar escogido para la concentración es la puerta del centro cívico de Coruxo, a las 9.30 horas de la mañana. Los convocantes exigen una solución a este "ataque sin escrúpulos, sin razones y contra puestos de trabajo estables, con el objeto de potenciar y fomentar una muy elevada precariedad laboral con dinero público".

Petición

Los usuarios denuncian que las cuatro empleadas ni siquiera han recibido una carta de despido, pero esperan ser sustituidas hoy en su labor profesional por una empresa de trabajo temporal. Consideran que la nueva empresa debería subrogar el contrato a las cuatro profesionales.

Estas trabajadoras de los centros cívicos se encargaban hasta hoy de los trámites con el Concello y de la atención directa al ciudadano, tanto en cuestiones administrativas como en la gestión del Banco de Tiempo.