La Xunta ha rectificado su decisión de retirar la vigilancia en el recinto de la ETEA. El PP vigués anunció ayer que el servicio continuará después de que su portavoz, José Manuel Figueroa, telefonease al conselleiro de Educación, Xesús Vázquez, y le expusiese "la necesidad de preservar ese espacio de Teis de actos vandálicos", según señalaron los populares en una nota.

La retirada de la seguridad generó una oleada de críticas vecinales, que temen que se produzcan actos de vandalismo si desaparece el control en la zona. "Después de todo lo que ha hecho la Xunta se podían producir desperfectos. Se lo trasladé al conselleiro y estuvimos de acuerdo en la necesidad de seguir adelante", explicó Figueroa.

Tarifas del agua

Por otra parte, el PP denunció que las actuales tarifas del agua penalizan a los residentes de comunidades que disponen de agua caliente central en sus edificios. "Recibimos quejas de que cada propietario o residente tiene que hacer frente al mínimo de consumo por el agua fría de sus domicilios y, además, afrontar ese mínimo en la factura de la comunidad por la caliente", criticó Antonio Bernárdez,