El juzgado de Instrucción que investiga el mayor fraude fiscal destapado en Galicia, el caso de las Cinco Jotas, tiene desde enero una juez de refuerzo para que la magistrada titular pueda centrarse en esta compleja causa, con más de 65 empresas y un centenar de personas imputadas. La medida de apoyo tiene como fecha límite este viernes 1 de marzo y pese a que desde los juzgados ya se solicitó al Ministerio de Justicia que se prorrogue al menos otros dos meses, aún no hubo respuesta. El juez decano, Germán Serrano, espera que la comunicación llegue hoy o mañana, de lo contrario la juez de apoyo tendría que cesar. "Estamos haciendo gestiones para que la medida se renueve", afirmó, para señalar también que pidió, a través del TSXG, 4 funcionarios interinos y un secretario para el juez de refuerzo que se incorporará a los juzgados de lo Social.

Serrano hizo estas declaraciones tras una junta de jueces de Instrucción en la que se "perfilaron" aspectos del nuevo sistema de suplencias entre magistrados, debido a la ley que prácticamente elimina los sustitutos. A partir del 1 de abril los titulares deberán sustituirse entre sí en bajas, descansos o vacantes que no superen los 15 días. "Solo se podrán asumir las diligencias urgentes de la sala en la que se haga la sustitución; no podemos llevar dos juzgados a la vez", dijo el decano. Los fines de semana en el juzgado de guardia, en supuestos de "enfermedad sobrevenida" del titular, se pedirá un sustituto o un juez de adscripción territorial.