El Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo ha condenado a cuatro jóvenes por altercados ocurridos durante la huelga general del 29 de enero de 2010. Tres de ellos fueron sentenciados al pago de 240 euros de multa como autores de una falta contra el orden público, y a una chica condenada a esta sanción y a otra joven también se le imponen cuatro días de localización permanente por una falta de deslucimiento de bienes inmuebles por la realización de pintadas.

Según se declara probado en la sentencia, sobre las 01.30 horas de esa jornada de huelga agentes de los antidisturbios de la Policía Nacional fueron requeridos por la Policía Local para identificar entre otros a los denunciados "por haber realizado diversas pintadas en inmuebles". Uno de los ahora condenados mantuvo una "actitud chulesca" con un policía, otro se puso "nervioso y agresivo" y profirió insultos y una chica se negó a identificarse, "teniendo que ser trasladada a comisaría". La magistrada señala en el fallo que las pintadas fueron realizadas concretamente por esta última joven y por otra chica.

Esa noche la Policía Local había seguido a un amplio grupo de personas que "volcaban" contenedores y hacían pintadas.