25 de febrero de 2013
25.02.2013
Fue noticia en 1928

Barco de Vulcano para triturar rocas

Fue el primero de su tipo hecho en España en 1928 y el mayor de acero fabricado en Vigo

25.02.2013 | 08:05
Talleres y Astilleros Vulcano en Teis, a principios de los años treinta. // Vulcano/A.F. Teis

El 25 de febrero de 1928, hace 85 años, se botaba en el Arenal un buque específico para la destrucción de rocas submarinas construido por los Talleres La Vulcano, de Teis. La embarcación tipo Lobnitz, de treinta metros de eslora, se convertía así en el primer aparato de su tipo que se fabricaba en España y el mayor barco de acero construido hasta entonces en Vigo. A la botadura, en una de las rampas del Arenal, acudió numeroso público y los propietarios del astillero, señores Enrique Lorenzo y Compañía, recibieron muchísimas felicitaciones por el feliz resultado de la operación.

El 25 de febrero de 1928 y según estaba anunciado, fue lanzado al agua un buque construido en una de las rampas del Arenal, por los talleres de La Vulcano, propiedad de los señores Enrique Lorenzo y Compañía.

Se trataba de una embarcación tipo Lobnitz, dispuesta para la trituración de rocas submarinas, con maza para quince toneladas. Sus dimensiones eran eslora, 30 metros; manga, 8, 50, y puntal, 2'40 y se construyó íntegramente en acero.

La embarcación, con la caldera, las tres patas, guía submarina, tornos de elevación de maza y maniobra, carboneras y depósitos de agua, tenía un desplazamiento en tren de marcha, 160 toneladas. Llevaba dos mamparos transversales estanques a proa y popa, y otros dos mamparos longitudinales, para resistir los esfuerzos originados por la desigual repartición de las cargas.

Fue la mayor embarcación de acero construida hasta entonces en Vigo, y el primer aparato de esta índole que se construyó en España, pues hasta ese momento, la exclusiva de tales instalaciones, la había tenido siempre la casa Lobnitz-Keufrew.

El proyecto de esta embarcación, había sido desarrollado por el ingeniero delegado de la Sociedad General de Obras y Construcciones en Vigo, Carlos Anabitarte Romero.

La botadura

La botadura de la nueva embarcación, se verificó a las cinco de la tarde y a presenciarla acudió numeroso público.

De entre las personas que se hallaban presentes, se cita en el reportaje del periódico al juez de instrucción D. Alfonso Armengol, don Rafael Tapias, el capitán de corbeta D. Jesús Cornejo "y otros elementos representativos de la vida local".

La embarcación romperrocas bajó hasta el mar por los carriles y por sus propios medios, y una vez a flote, la recogió un remolcador de la Sociedad General de Obras y Construcciones y la condujo al costado de las obras del nuevo muelle de ribera del Arenal.

Los propietarios de La Vulcano, señores Enrique Lorenzo y Compañía, recibieron muchísimas felicitaciones de las personas que presenciaron la botadura, por el feliz resultado de la operación.

Desde el periódico se celebraban esos éxitos de la industria viguesa, que tantas muestras de su pujanza e iniciativa lleva dado. Y por lo que respecta a los señores Lorenzo Docampo y Compañía, "hemos de felicitarles también por esta nueva demostración de la importancia de sus talleres", de los que, entre otros importantes trabajos, habían salido recientemente cuatro calderas de locomotora, para la Compañía del Norte, "que han merecido la aprobación y la felicitación de esta empresa para los constructores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes