23 de noviembre de 2012
23.11.2012
Fue noticia en 1932

Atentado contra Paz-Andrade

El 22 de noviembre de 1932 recibió varios tiros de pistola en la calle del Príncipe

23.11.2012 | 07:40

El 23 de noviembre de 1932, FARO se hacía eco en su última página del atentado en plena calle Galán contra el abogado y publicista Valentín Paz-Andrade, asesor jurídico de la asociación de armadores de buques de pesca La Marítima. Dos sindicalistas que fueron detenidos poco después le dispararon varios tiros de pistola que le provocaron tres heridas por arma de fuego. En el ataque resultaron también heridos, levemente, Ramón Isla Couto, que acompañaba a Paz-Andrade en el momento de la agresión y Vicente Valladares, que pasaba por allí.

El 22 de noviembre de 1932, minutos antes de las cuatro, fue la calle de Galán (hoy Príncipe) escenario de un delito de carácter social. Dos sindicalistas agredieron a tiros de pistola al abogado y publicista don Valentín Paz-Andrade, asesor jurídico de la sociedad de armadores de buques de pesca "La Marítima".

Testigos presenciales del atentado dieron de él la siguiente referencia: El señor Paz-Andrade salió de tomar café en el Savoy y cruzó la calle de Galán, en compañía de su amigo don Ramón Isla Couto, deteniéndose unos momentos con el propietario de la "Casa Melchor" para comentar las elecciones de Cataluña.

Mientras charlaban apareció el comerciante don Enrique García y el dueño de la "Casa Melchor" lo llamó para tratar de negocios. Entonces el señor Paz-Andrade se despidió.

Segundos después sonaban varios disparos. El dueño de la "Casa Melchor" y el señor García salieron rápidamente y vieron al señor Paz-Andrade caído en el suelo y a dos individuos que, pistola en mano, corrían hacia la Puerta del SoI, perseguidos por agentes de Policía y varios transeúntes, entre ellos uno de los propietarios de "La Ideal".

Los perseguidos tomaron por la calle de Galdós (López de Neira) y, al doblar la esquina, hicieron fuego sobre sus perseguidores y después aún se oyó un disparo, procedente de la citada calle de Galdós.

Alguien que presenció el atentado dijo que los agresores estaban en la puerta del establecimiento "Guantes Varadé" y que, al pasar el señor Paz-Andrade, hicieron fuego sobre él.

Los agentes de Policía don Ventura Prada y don Graciano Oca siguieron calle de Galdós arriba, tras los fugitivos. Uno de estos se refugió en una oficina a la entrada de la calle de Galdós y el otro siguió calle arriba.

Este fue sorprendido por el guardia de Seguridad don Bienvenido Vázquez, que desembocaba por una de las laterales de Galdós. Le dio el alto y el fugitivo, que llevaba una pistola en cada mano, soltó las armas y se entregó. El refugiado en la oficina salió momentos después de entrar y al asomar la cara, se encontró con el cañón de la pistola de un agente y se entregó. No portaba arma alguna. Los autores del atentado contra el señor Paz-Andrade son Vicente Lorenzo Vales, de 35 años, jornalero, natural de Jubia (El Ferrol), secretario del Comité local de la G. N. T. y Emilio Costas Fernández, de 19 años, panadero y vecino de Teis, que ingresaron en la cárcel.

El señor Paz-Andrade fue recogido en la calle de Galán y llevado al sanatorio del doctor Troncoso, para ser curado.

Allí estuvo el Juzgado de instrucción a oír en declaración al herido. En el parte médico se indicaba que tenía las siguientes heridas por arma de fuego: Una en la región temporal derecha, con orificio de entrada por detrás del vértice de la mastoides y orificio de salida a seis centímetros más arriba. Otra, en la nuca, muy lateral, sin orificio de salida y otra en el cuello sin orificio de salida.

Resultaron también heridos don Vicente Valladares, que pasaba por la calle Galán en el momento del atentado y don Ramón Isla Couto, que acompañaba al señor Paz-Andrade. Ambos fueron curados en el sanatorio del doctor Troncoso y luego pasaron a sus respectivos domicilios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores