09 de agosto de 2012
09.08.2012
Fue noticia en 1932

Los restos de Cachamuiña, por fin en Pereiró

El 9 de agosto de 1932 se producía el traslado de las cenizas del héroe de la Reconquista de Vigo en un solemne cortejo que recorrió las principales calles de la ciudad

09.08.2012 | 11:21
El catafalco estuvo expuesto en la Colegiata. // Archivo Pacheco

El 9 de agosto de 1932, las calles de Vigo vivieron el paso del cortejo con las cenizas del coronel don Bernardo González del Valle, Cachamuiña, camino del cementerio de Pereiró donde reposan desde entonces. Fallecido en 1848, se le rendían así honores en una serie de actos que comenzaron a primera hora de la mañana con un solemne funeral en la Colegiata. Por la tarde arrancó la comitiva con momentos solemnes como el paso bajo el arco de la Gamboa, levantado para evocar la antigua puerta donde fue herido al intentar derribarla el 28 de marzo de 1809.

El nueve de agosto de 1932 y con arreglo al programa anunciado, se efectuó el solemne acto del traslado de los restos del coronel don Bernardo González, del Valle, "Cachamuiña", héroe de la reconquista de Vigo al cementerio de Pereiró..
Al día siguiente, FARO daba un gran realce a los actos señalando que después de las cuatro de la tarde se formó ante la comitiva ante Colegiata. Por la mañana y con asistencia del obispo de la diócesis, Dr. García y García y de numerosa concurrencia, se celebraron las honras fúnebres en memoria de "Cachamuiña".
Abría la marcha una sección de la Guardia civil de Caballería, siguiendo luego una carroza automóvil que conducía las coronas traídas de Orense y otras del Centro de Hijos de Vigo y algunas más de entidades locales.
En la comitiva figuraban en compactos grupos, las Corporaciones y sociedades viguesas, a más de los Exploradores de España y niños de algunas escuelas.
También iban en la comitiva las comisiones oficiales del Ayuntamiento y la Diputación de Orense, Cabildo Orensano, coros "De Ruada"´, de la ciudad de las Burgas, y de "La Artística", de Vigo, comisiones de Carballino, presidida ésta por el alcalde, y de Bayona, esta última también muy nutrida y en la que figuraban los componentes de la Corporación municipal, y otras más de diversas localidades. Iban también las músicas de Bayona, Porriño y Vigo.
Al armón de Artillería que conducía la arqueta con las cenizas, daban guardia de honor soldados de Artillería.
En la Gamboa, se había levantado un arco a modo de la famosa puerta primitiva, donde se libró el principal episodio de la Reconquista de Vigo. Al pasar bajo la improvisada puerta el armón de Artillería con la arqueta que contenía las cenizas de "Cachamuiña", se detuvo la comitiva y allí, el orfeón de la Artística cantó una sentida plegaria.
En aquel momento, un numeroso grupo de señoritas viguesas, lanzó palomas y arrojó flores sobre el armón.
Siguió luego la comitiva por las calles de la Victoria, Colón y Capitán Galán.
En esta vía, al pasar el armón con los restos ante el Centro de Hijos de Vigo, numerosas señoritas arrojaron flores. En la misma calle y desde otros balcones, también arrojaron flores sobre la arqueta, especialmente en el Casino de Clases.
También a la entrada de la calle de Elduayen, desde los balcones de La Oliva, fueron arrojadas muchas flores.
En el Paseo de Franco, lugar designado para la despedida de las comisiones, cantó un "Miserere" el coro "De Ruada" de Orense.
Antes de ponerse en marcha hacia Pereiró el armón de Artillería con las cenizas, desfilaron ante ésta todas las fuerzas de Infantería que guarnecen a Vigo y que daban escolta al cortejo.
En aquel lugar las fuerzas hicieron las descargas de ordenanza, conforme al decreto del Gobierno concediendo honores militares a los restos del coronel Bernardo González del Valle "Cachamuíña".
Al armón de Artillería siguieron hasta Pereiró, numerosos automóviles conduciendo comisiones y a la anciana con otros deudos del héroe de la Reconquista, que habían venido de Orense.
A la llegada a Pereiró se disparó una salva de veintiuna bombas, "y después de rezar un responso el capellán del cementerio, fue depositada la arqueta en el panteón destinado al efecto, sobre el cual fueron colocadas las coronas dedicadas a la memoria de Cachamuiña.
El público se agolpaba en todas las calles del trayecto en cantidad como pocas veces liemos visto para presenciar el paso de la solemne comitiva, asociándose de este modo tan espontáneo al sentir unánime de la población.
A pesar de la gran aglomeración de público, no hubo incidente alguno, siendo perfecta la organización para lo cual se han distinguido la guardia municipal de Seguridad y el grupo de socios del Centro de Hijos de Vigo, con un brazalete con los colores de la matrícula de Vigo como distintivo.
Finalizados los actos, vigueses y las comisiones venidas de fuera censuraban al Ayuntamiento por no tener la representación que cabía esperar, pues al fin y por encima de todo, se trataba de un hecho de exaltación de la ciudad viguesa.

Pasó a la historia por el nombre de la aldea donde nació
Bernardo González del Valle pasó a la historia por su sobrenombre, que corresponde al de la aldea orensana donde nació el 23 de marzo de 1771.
Protagonizó importantes acciones en Ourense y en el Deza, antes de llegar al sitio de Vigo, donde se erigió como héroe. Herido cuando derribaba a hachazos la puerta de la Gamboa, acabó por ser designado gobernador de la plaza de Vigo, tras la expulsión de los franceses, un cargo que desempeñó con gran acierto.
En octubre de 1809, fue designado por el Marqués de la Romana gobernador de la plaza de Tui y de su provincia.
El Estado no fue justo con Cachamuíña, que vio cómo se colmaba de prebendas y honores a otros protagonistas de la Reconquista. Harto de tanta ignominia, pidió la jubilación en 1811 y falleció el 6 de septiembre de 1848.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes