25 de marzo de 2012
25.03.2012

El tráfico regional perdió 7.000 pasajeros al mes en 2011 tras la apertura de Guixar

Desde su inauguración, en agosto, hasta diciembre la estación perdió 28.000 usuarios

25.03.2012 | 14:31
Estación provisional de Guixar, en el Arenal, tras su inauguración el verano pasado. // Marta G. Brea

El primer balance de la estación ferroviaria de Guixar arroja un saldo negativo. Tras la entrada en funcionamiento de la terminal provisional, a finales de agosto de 2011, el tráfico a bordo de los trenes Media Distancia (MD) perdió 7.000 pasajeros al mes. De los 369.156 usuarios que utilizaron las líneas regionales con llegada o salida en la antigua estación de Urzáiz durante los últimos cuatro meses de 2010 se pasó, en 2011 –ya con la infraestructura del Arenal en activo– a 341.170. Así, y en solo un cuatrimestre, la actividad de los MD en la ciudad cayó en cerca de 28.000 viajeros.
La pérdida de demanda se produce además el año en que, según datos oficiales de Renfe, el uso de los MD en el corredor Atlántico –la línea férrea entre A Coruña-Santiago de Compostela-Vigo– ascendió un 5% hasta alcanzar los 2,7 millones de pasajeros entre enero y diciembre de 2012, de los que solo 850.000 se movieron entre la ciudad herculina y la capital gallega. Esas cifras situaron al corredor central como el que concentró "la mayor parte de los viajeros interiores" de la Comunidad y "la mayor subida" anual. El servicio regional entre Vigo y Ourense –el otro foco de desplazamientos de MD de la ciudad– alcanzó en 2011 los 199.000 pasajeros.
A diferencia de los desplazamientos de Media Distancia, los de largo recorrido experimentaron tras la apertura de la estación de Guixar un leve aumento del 4,5%. Entre finales de agosto y el 31 de diciembre de 2010 la vieja terminal de Urzáiz había movido 33.664 pasajeros; mientras que en el mismo período de 2011, coincidiendo con los primeros cuatro meses en activo de la dotación del Arenal, el tráfico subió en más de 1.500 viajeros hasta alcanzar los 35.206. Sumados el trasiego de trenes MD y largo recorrido –como por ejemplo, Barcelona o Alicante– el resultado del último cuatrimestre de 2011 es de 376.376 pasajeros, cerca de 26.500 menos que en 2010.
El contraste entre los datos de MD y largo recorrido tiene para los expertos fácil explicación. Para los técnicos la pérdida de pasajeros a bordo de los trenes regionales responde a "la ubicación de la nueva terminal". "Es la única circunstancia que ha cambiado", apuntan, antes de recordar que, a diferencia de Urzáiz, situada casi en el corazón de la ciudad, el nuevo emplazamiento "queda desplazado". En ese sentido el grueso de los 7.000 pasajeros al mes que perdió Guixar en 2011 respondería en su mayor parte a usuarios que tomaban el tren entre Vilagarcía y Vigo y a los que ahora les resulta más rentable coger el bus –algunos también con parada en el Arenal– o, en su mayoría, desplazarse en su vehículo particular.
El corredor Vigo-A Coruña está conectado todos los días por 16 frecuencias –salvo fines de semana y festivos (13)– con trenes que ofrecen, o bien una sola parada antes de llegar a Guixar desde Vilagarcía –en Pontevedra–, o bien hasta siete –Portela, dos en Pontevedra, Arcade, Cesantes y otras dos en Redondela–. Los usuarios de estas últimas cinco estaciones, que empleaban el tren para trayectos breves, son los que al desplazarse la terminal de Urzáiz a Guixar se decantaron por el uso del coche a través de la N-550. Una idea que refuerza el que, entre agosto y diciembre de 2011, el tráfico diario registrado en el viaducto de Rande (AP-9), cayó un 23%.
En cuanto a la conexión urbana de la estación, Guixar cuenta con dos líneas de Vitrasa: la C2 cada 20 minutos los días laborables y sábados y la C5 los domingos y festivos (cada hora por las mañanas y cada media por las tardes). Para tomar las líneas C3, C5, L10 o L17 los usuarios deben caminar hasta la Avenida de García Barbón. Desde Urzáiz se tiene acceso a la C4, C5A, C9, 11 y 15A.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes