05 de noviembre de 2010
05.11.2010

El Puerto suspende las obras en las naves de la fruta y rederos pero recurrirá a los tribunales

Alega ante la Gerencia de Urbanismo que "se destinarán a usos exclusivamente portuarios"

05.11.2010 | 07:30
Obras en las antiguas naves de rederos, donde el Puerto proyecta una "pescadoteca". // R. Grobas

La Autoridad Portuaria suspendió ayer la reforma de las naves de la fruta y de rederos. El Puerto acataba así la resolución de la Gerencia de Urbanismo que se le notificó el miércoles, pero recurrirá a los tribunales para defender "la legalidad de ambas actuaciones". En las próximas horas presentará en los juzgados un escrito solicitando "medidas cautelarísimas" ante la orden de paralización del Concello, además de un recurso contencioso-administrativo contra una decisión que "pone en riesgo 690 puestos de trabajo y la captación de nuevos cruceros".
El gobierno local amenazó el miércoles con precitar las obras por entender que son "incompatibles" con los usos previstos en el Plan Especial del Puerto. El organismo que preside Corina Porro responderá contra este argumento en los juzgados, pero de forma paralela ayer presentó en Urbanismo un escrito de alegaciones y dos documentos técnicos favorables a la continuidad de los trabajos. El informe portuario advierte que la repentina paralización de la actividad "supone un riesgo para personas y bienes" y aconseja realizar "tareas de aseguramiento de los dos edificios", cuyo interior se demolió hace semanas. A continuación, reitera al gobierno local que los inmuebles "se destinarán a usos exclusivamente portuarios" y que existen documentos "técnicos y jurídicos que avalan su legalidad".
El Concello ordenó paralizar la construcción de una pescadoteca en la nave de rederos y la segunda estación de cruceristas prevista en el muelle de Comercio por entender que estos usos incumplen el Plan Especial del Puerto, que reserva O Berbés para "industrias alimentarias basadas en la pesca fresca", y las naves de la fruta para "uso comercial portuario, tolerándose el de industria en régimen general restante".
Frente a los dos informes municipales en contra, la Autoridad Portuaria insistió ayer en que sus proyectos "van destinados única y exclusivamente a usos portuarios" y que paralizarlos "daña a las empresas y los trabajadores que los desarrollan y entorpece la actividad portuaria y sus objetivos de captación de nuevos tráficos".
Indemnización por Areal
Corina Porro compareció ayer para defender su apuesta por recuperar naves hasta ahora "sin función" y advirtió al Concello que se deben evitar perjuicios económicos como se podrían derivar de la paralización cautelar de Areal. La empresa que ejecuta la ampliación del muelle estima en 2 millones de euros la indemnización tras cuatro meses de parón en los trabajos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca