El conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, aseguró ayer que el anteproxecto de ley del Área Metropolitana de Vigo está ya elaborado y se presentará en los próximos días a los caldes de los 14 municipios implicados, a empresarios, colectivos vecinales y sindicatos. La aprobación del ente supramunicipal era el tema más esperado de su participación en un coloquio en el Pazo de Los Escudos, donde arropado por compañeros de partido y empresarios aseguró que el nuevo órgano "no duplicará instituciones ni cometidos", pero también dejó claro que la Diputación "seguirá teniendo su función, aunque deberá delegar competencias al nuevo ente con el apoyo de la Xunta".

En presencia de la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo; el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán; la delegada territorial de la Xunta, Lucía Molares; y la candidata del PP a la Alcaldía, Corina Porro, entre otras muchas autoridades, el titular de Presidencia anunció para noviembre la presentación del borrador del Área Metropolitana a los alcaldes y explicó que asumirá competencias "relacionadas con los servicios sociales, la ordenación urbanística y la gestión medioambiental". El Gobierno gallego quiere cumplir los plazos para que el Consello de la Xunta pueda aprobar el anteproyecto de ley "en abril o mayo" y presentarlo al Parlamento.

Respecto al liderazgo del Área Metropolitana, Rueda afirmó que Vigo será la cabeza de la nueva entidad. Explicó a continuación que la ciudad "no podrá imponerse a sus 13 socios, ni al revés" y aprovechó para agradecer la colaboración de todos los ayuntamientos "salvo uno", en alusión a la ausencia del alcalde, Abel Caballero, en la presentación del plan de viabilidad del nuevo órgano. A este respecto, Rueda afirmó que espera que el proyecto no se vea frenado por "cortoplazismos electorales".

El conselleiro puso como ejemplo a Barcelona e insistió en que debe ser la administración la primera en aportar soluciones a los problemas de los ciudadanos. En este sentido Rueda afirmó que Presidencia, por su carácter transversal en las competencias de la Xunta, ha apostado por la contención del gasto y la austeridad. "Se están realizando auditorías del gasto corriente y se va a adelgazar la administración paralela, compuesta por 130 organismos para ahorrar 6 millones de euros al año", aseveró.

Función pública

Respecto a la reforma de la función pública, el conselleiro afirmó que, si bien todas las administraciones públicas tienen en general "magníficos" funcionarios, estos no pueden "ser inmovilistas". Recordó que la Xunta está haciendo propuestas de flexibilidad y planteando mecanismos de control de los resultados de su trabajo.

Rueda también valoró la posible modificación de las haciendas locales, ámbito donde advirtió que será necesaria "una reforma de calado" que debe impulsarse, en todo caso, desde el Gobierno central mediante un cambio de la Ley de Haciendas Locales "reiteradamente aplazada por Zapatero", criticó.

Esta no fue la única crítica contra el Gobierno central, al que el popular recriminó por no haber apoyado económicamente el Xacobeo o al menos respaldado con la presencia de Rodríguez Zapatero. Pese a estas dudas respecto al Ejecutivo, Rueda confía en que el Ministerio de Fomento cumpla el Pacto del Obradoiro y los plazos del AVE, sobre los que se comprometió a estar "atento y vigilantes".

Otro de los asuntos que aboró el conselleiro en su charla fueron los esfuerzos autonómicos para captar fondos europeos en el nuevo periodo de programación comunitaria. Aseguró que para ello se creó la Macrorregión con Castilla León y el Norte de Portugal, en la que "Galicia liderará los grupos de trabajo y los proyectos relacionados con el empleo y la captación de fondos para proyectos universitarios". Añadió que antes de final de año la Xunta presentará en Bruselas las líneas de actuación de esta nueva entidad, dando a conocer el proyecto "en el mismo corazón de Europa".