Mañana de incidencias en el suministro de agua y electricidad. La que tuvo una mayor repercusión fue una avería en un transformador de Gas Natural Fenosa que dejó sin luz a 4.034 viviendas y negocios de Coia a partir de mediodía. El fallo en un cable subterráneo de un centro de transformación ubicado en la calle Marín dejó sin suministro a miles de clientes de Tomás Paredes, Manuel de Castro, Pardaiña, Martín Echegaray y Avenida de Castelao entre 30 minutos y hora y media, en función de las zonas.

A las 12.06 de la mañana se dio aviso a los bomberos y el parque de Balaídos informó directamente a la empresa. Las cafeterías de Avenida de Castelao recuperaron el suministro en apenas 15 minutos, pero aseguraron que ya el jueves estuvieron una hora sin electricidad.

La falta de luz en Coia no fue la única incidencia de la que se alertó a la Policía Local y a los bomberos, pues varios negocios y edificios de las inmediaciones de García Barbón amanecieron ayer sin agua. Tal y como informó Aqualia, se trataba de un corte programado para realizar un desvío de caudal dentro del proyecto del nuevo parking de Policarpo Sanz. Técnicos de la empresa repartieron hace días carteles informativos por las urbanizaciones y las cafeterías de la zona para informar del corte previsto entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde. Pese a las advertencias, ayer se encontraron con no pocos inconvenientes para mantener su actividad. En la cafetería Oh! Vigo intentaron minimizar los efectos conservando el café en termos y movilizando toda la loza disponible en la empresa al no poder utilizar el lavavajillas. Finalmente, las intensas lluvias impidieron completar la reforma y a las doce se recuperó la normalidad.