El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha mostrado este viernes su satisfacción por el hecho de que la Xunta "ha enterrado" su ley de cajas, una norma que, en su opinión "felizmente ha muerto antes de nacer", y ha reiterado su petición al presidente gallego y al BNG de que "se disculpen por lo que hicieron".

En una rueda de prensa, el regidor vigués se ha congratulado porque "Feijóo hizo lo que desde Vigo se le obligó a hacer", al tiempo que ha insistido en que la ley gallega de cajas "nació para expoliarle a la ciudad una caja de ahorros y regalársela a Caixa Galicia".

A juicio de Caballero, "la realidad se impuso" y se han cumplido todos anuncios que él mismo ha hecho sobre la hegemonía de Caixanova en el proceso de fusión y la retirada de la ley autonómica respaldada por populares y nacionalistas en el Parlamento gallego. "La única caja de ahorros de Galicia está en el sur, en Vigo", ha sentenciado.

En todo caso, el alcalde ha apuntado que la nueva entidad resultado de la fusión "va a tener que hacer muchos esfuerzos para seguir adelante" y ha apelado al apoyo de organismos como la Xunta y el Banco de España. Asimismo, ha insistido en que Núñez Feijóo y el BNG "se tienen que disculpar" y, en el caso de sus representantes en Vigo, Santiago Domínguez --su socio de gobierno-- y Corina Porro, "tienen que explicar su traición" a la ciudad.