22 de mayo de 2010
22.05.2010
Faro de Vigo

El "Alfageme", a flote en el limbo

Concello y Museo del Mar no definen el destino final del histórico pesquero

22.05.2010 | 03:35
El "Bernardo Alfageme", atracado en Bouzas. // R. Grobas

El histórico pesquero Bernardo Alfageme se encuentra desde hace meses en una especie de limbo institucional. A la espera de que el Concello y el Museo do Mar definan su destino final, permanece recién pintado y a flote, amarrado a uno de los pantalanes del astillero donde se le han hecho las últimas restauraciones, y generando costes.
Mientras desde la Concejalía de Patrimonio Histórico se señala que el barco, de titularidad municipal, está a la espera de que el Museo del Mar haga las obras necesarias para poder atracarlo en uno de sus muelles, y cedérselo, desde el museo sostienen que están esperando que el Concello les ceda el barco para hacer las obras.
El concejal de Patrimonio Histórico, Eudosio Álvarez, señaló que ya mantuvo conversaciones con la Dirección Xeral de Patrimonio Histórico de la Xunta para cederlo al museo, y que las obras a realizar no son de gran envergadura: "Se trata del dragado del muelle y una pequeña reforma en uno de sus extremos para poder llevarlo allí". Cree que la Xunta debe participar en la restauración interior del propio buque para que pueda ser visitado "y así se conozca en qué condiciones trabajaban los marineros en los años cuarenta".
Construido en 1944 en los astilleros Barreras, el "Bernardo Alfageme" es el único barco de pesca de altura de la primera mitad del siglo XX que se conserva, lo que le convierte en un elemento muy destacado del patrimonio industrial de Galicia. Por ello, el concejal de Patrimonio Histórico considera que su destino tiene que ser uno de los pantalanes del Museo del Mar "y no barajamos otra alternativa."
Estudio del museo
El museo ya realizó un estudio donde se señala que el barco posee unas posibilidades museológicas como elemento flotante muy altas, "lo que contribuirá de forma positiva a su puesta en valor." Para ello se considera preciso elaborar un proyecto integral de investigación, restauración, y finalmente, la adecuación museográfica. Pero como primera condición se pone la cesión del barco al museo.
Aunque en la actualidad se considera que para poder exhibirlo a flote en el museo bastará con el dragado y una pequeña obra en uno de los extremos del muelle, en el estudio se planteaba la necesidad de construir uno nuevo, recuperando el proyecto inicial del museo, con un aumento de calado a cuatro metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

FORMACIÓN


IESIDE presenta el MBA definitivo para los líderes del futuro

Exponential MBA, el único MBA oficial especializado en gestión exponencial y digital de España

FaroEduca