05 de noviembre de 2009
05.11.2009
Integración

La comunidad musulmana crea el primer centro cultural islámico de Vigo

Funciona ya como mezquita y quiere abrir una oferta educativa a todos los ciudadanos

05.11.2009 | 08:53
Imagen de uno de los cinco rezos diarios, el martes, en la sede de Canadelo Alto.

Una base de intercambio cultural en todos los sentidos. La comunidad musulmana en Vigo ha puesto en marcha la creación de un Centro Cultural Islámico en el número 56 de la calle Canadelo Alto. Están a la espera de la aprobación legal por parte del Ministerio de Justicia para que conste como tal, pero el local ya está en funcionamiento. En él se efectúan las prácticas preceptivas de la religión islámica, que hasta entonces se practicaban en la mezquita de Guixar, y ejerce como punto de encuentro de la comunidad musulmana de todo el entorno. El colectivo ronda las 2.000 personas, y está en continuo aumento.
El primer paso para la consolidación del centro, como explica el presidente de la asociación que lo impulsa, Said, fue asentarse. Ahora, hecho esto, las aspiraciones van mucho más allá. Están trabajando para que en él se impartan clases de todo tipo, no sólo de cultura islámica y de todos sus países de procedencia. Gallego, español, matemáticas, historia... Un dar y recibir entre culturas, en un local abierto a toda la ciudadanía, en el que el antirracismo será la base. "Mucha gente en Galicia no conoce nuestra cultura y muchos musulmanes desconocen la cultura y las leyes españolas", resume Said. La creación de una pequeña biblioteca, creen, podría ayudar también a un mayor acercamiento entre las dos sociedades.
Esperan tener la aprobación de Justicia en dos o tres semanas –"el registro va por buen camino"–, y pretenden dar a conocer este punto de encuentro para que todas las personas que quieran colaborar en la formación del centro lo puedan hacer, simplemente pasándose por el número 56 de Canadelo Alto, para informarse sobre la cultura islámica, sobre el proyecto educativo, sugerir propuestas y ofrecer su ayuda.
Además, las puertas se abren a las horas de los cinco rezos diarios que contempla el Corán. Aunque muchas personas trabajan y no pueden acudir, es una forma de mostrar que el centro está vivo y acoge a todo aquel que esté interesado en participar. Esperan tener ya para el año próximo una buena oferta cultural.
A la mezquita de Guixar acudían, sobre todo, musulmanes de origen senegalés. Sin embargo, la de Canadelo es mucho más amplia y está dirigida a todas las personas que profesan el Islam. "Cabe mucha más gente y, en los ritos semanales, se llena", explica Mouduka, de Senegal, que fue imán de la de Teis. El imán no es fijo, por cuestiones económicas. "Cualquier persona musulmana con amplio conocimiento del Islam puede serlo. Si hubiese alguien destinado a ese cargo, habría que pagarle la vivienda y la manutención", añade.
Actualmente cuentan con unas ochenta firmas de adhesión y el alquiler del local y los gastos corren de sus propios bolsillos, pero tan pronto como estén los papeles aprobados por Justicia, optarán a ayudas de la administración para impulsarlo. Quieren contratar a una persona encargada para que el local pueda permanecer abierto al público unas catorce horas al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

FaroEduca
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes