31 de enero de 2009
31.01.2009
Faro de Vigo

El Puerto reduce las tarifas de atraque para captar más cruceros ante la crisis

Las reservas para este año apuntan a un descenso en las escalas

31.01.2009 | 01:00
El "Independence of the seas", en una de sus recientes escalas en el puerto vigués.

El Puerto de Vigo mueve ficha para salvar la crisis económica. El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprobó ayer bonificaciones en las tarifas de atraque de cruceros y buques de carga general en la terminal. Su presidente, Jesús Paz, subrayó la importancia de esta iniciativa para incentivar la llegada de un mayor número de buques.
Paz enfatizó que la "buena salud económico-financiera" de la Autoridad Portuaria permitió realizar esa propuesta al consejo, después de negociarlo con el Gobierno central. Una negociación que contó con el visto bueno del Ministerio de Fomento. Además, insistió en que también se aprobó la congelación de las tasas por uso de los recintos portuarios, cuyo incremento se había presupuestado en un dos por ciento. Un aumento que no se aplicará en Vigo.
La captación de nuevos tránsitos amparada en la bonificación e la tarifas de atraque "es un esfuerzo y un apoyo decidido para que el paso por Vigo sea menos gravoso y de esa forma las navieras apuesten por venir más", expuso Paz. El titular de la Autoridad Portuaria cifra en 3.000.000 de euros la cantidad que el Puerto dejará de percibir por la aplicación de estas bonificaciones. Una cifra que supone un 10 por ciento de lo que factura anualmente el Puerto por este concepto.
"Es una forma de reforzar la razón de ser del Puerto de Vigo, que debe estar al servicio de la economía y de la sociedad", apuntó Jesús Paz. Asimismo, precisó que las bonificaciones se notarán en toda la cadena y adquirió el compromiso de que "también llegarán al consumidor final".
El presidente portuario destacó que Vigo adelantó ya al Puerto de Valencia en cuanto al movimiento de pasajeros y se sitúa en el cuarto puesto del ranking de trasatlánticos de España. En 2008 el número de cruceristas y tripulantes que recalaron en la ciudad olívica alcanzó 309.000 personas, lo que supuso un incremento de un 44 por ciento. Los datos se completan con los más de medio millar de embarques y desembarques que se realizaron el último año.
La aplicación de la bonificación podría dar la vuelta a las cifras de atraques prevista para este año, en que las reservas ha descendido en una decena de escalas con respecto a 2008.

La nueva empresa de residuos no usará la nave de trasatlánticos
El consejo de administración de la Autoridad Portuaria hizo efectiva ayer la rescisión del contrato de la empresa encargada de la recogida de residuos tóxicos en el Puerto de Vigo. Una decisión que tomó tras haber descubierto que acumulaban los desperdicios en una nave en el muelle de trasatlánticos. Jesús Paz, aseguró que la recogida y traslado de esos restos de aceites y otros tóxicos está "garantizada".
Una nueva empresa, "Marpolgal", se encargará desde hoy de estas labores. El contrato será por un año prorrogable y, en un principio, no empleará la nave en la que actualmente se amontonan los residuos tóxicos, cerca del muelle de Trasatlánticos. La empresa dispone de un barco en el que se recogen los desperdicios de los buques y, una vez en tierra, se trasladarán directamente por carretera a la planta de tratamiento.

Medidas de seguridad para evitar accidentes en Beiramar
El atropello mortal de un trabajador del naval en la avenida de Beiramar hace varias semanas ha encendido el piloto rojo de la Autoridad Portuaria, organismo del que depende el mencionado vial. El presidente, Jesús Paz, avanzó ayer que se tomarán una serie de medidas para evitar nuevos accidentes de circulación en toda la avenida.
El titular portuario anunció la colocación inmediata de un semáforo en uno de los pasos de peatones conflictivos, concretamente el que se encuentra entre la entrada del astillero de Barreras y la curva de San Gregorio, al lado del cruce de la calle Ánimas. Una instalación que tal y como aseguró, "está ya contratada".
La intención de la Autoridad Portuaria es ir más allá. Tras el consejo de administración del Puerto, Paz afirmó que se pactó la realización de un plan para mejorar la accesibilidad y la "relación" entre los peatones y los vehículos en la zona. La mejora afectaría a todo el recorrido entre O Berbés y Bouzas. Entre las medidas a llevar a cabo, el presidente portuario citó la mejora de la iluminación, el cambio de señalizaciones o la compatibilidad de los diferentes usos.
En los próximos días el presidente del Puerto se pondrá también en contacto con el concejal de Tráfico, Xulio Calviño, para estudiar otras medidas y determinar si la propuesta que presente la Autoridad Portuaria es compatible con los planes municipales.
La avenida de Beiramar es uno de los viales más usados por los automovilistas en general y por los vehículos pesados en particular. Está considerada por un tramo más de la circunvalación viguesa y el tráfico debe de ser compatible con el tránsito de peatones, que es intenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca