El Concello ganó esta misma semana el juicio por el recurso que presentó por un conductor sancionado por el multamóvil. El Juzgado de lo Contencioso número 2 de Vigo avaló la denuncia policial en contra del argumento del afectado, que pedía la anulación por no notificársele en el momento de la infracción. Para el juez "del expediente resulta claramente que el conductor estaba ausente". Agrega que la ley admite, cuando el infractor no esté, que se proceda a la notificación "en momento posterior".

El fallo, emitido el pasado lunes, también hace alusión a los motivos de impugnación esgrimidos por el abogado del recurrente, y dice sobre ellos que están "resueltos en sentido desestimatorio por anteriores sentencias de este Juzgado". Acogerse a los argumentos del letrado, añade el magistrado, "podría generar efectiva indefensión a la administración demandada". El conductor ya había pagado la multa.

Otra sentencia del 12 de marzo da la razón al Concello en un recurso similar, aunque en este caso sin entrar al fondo al no comparecer el conductor que presentó la demanda. Ante esto, el juez impuso las costas del juicio al recurrente.