La dura pugna para ocupar 170 puestos de trabajo fijos en el Concello, la segunda oferta de empleo más numerosa de su historia, empezará a librarse a un mes de las elecciones municipales. El gobierno local prevé aprobar el lunes la lista provisional de admitidos, la composición de los 25 tribunales juzgadores, y la fecha del primer examen. Por ahora hay 3.607 aspirantes aceptados y 648 excluidos. Estos últimos tendrán la oportunidad de corregir las deficiencias de su solicitud cuando se publique la relación en el BOP. Los convocados realizarán la prueba inicial entre el 23 de abril y el 14 de mayo, según el grupo al que pertenezcan. La cita electoral será el día 27.

La convocatoria, la primera en los últimos tres años y medio, se retrasó por la falta de acuerdo entre gobierno y oposición para designar al representante de la Corporación en cada tribunal. Finalmente, el edil de Personal, Javier Guerra, estableció un reparto de 13 para el PSOE y 12 para el BNG, según las fuentes consultadas, ya que las presidencias las ocupará el equipo de Corina Porro. La designación del funcionario de la Xunta en el jurado para los exámenes de la Policía demoró también el proceso. Precisamente, las pruebas para el cuerpo serán las últimas en celebrarse.

Cita multitudinaria

Sólo la convocatoria de 1990, cuando ingresaron en la Policía Local 140 agentes -lo que elevó aquella oferta de empleo a 210 puestos-, superó en plazas a la que está a punto de iniciarse. La actual es, sin embargo, la más multitudinaria al haberse presentado 4.255 aspirantes llegados desde todo el territorio nacional, incluidas las Islas Canarias.

Inicialmente se acordó dar preferencia a 13 de los 25 procesos, entre los que estaban los que más opositores convocan. El gobierno local, con posterioridad, decidió fijar fecha para todos y tiene previsto ratificarlo el lunes. Las pruebas -la mayoría de los procesos incluyen cuatro- pueden prolongarse hasta después de que se disuelva la Corporación actual, el 16 de junio. Desde las elecciones hasta entonces los ediles actuales ejercerán el cargo en funciones y podrán estar en los tribunales.