La bronca amenaza con salpicar a los Vigueses Distinguidos nombrados desde 1988. La alcaldesa, en su única intervención, anunció que pedirá al secretario general un informe para aclarar si son válidos los nombramientos, ya que el Reglamento Orgánico de Funcionamiento (ROF) señala que la competencia es del pleno y no del alcalde de turno.

La espita la abrió el portavoz del BNG, quien criticó el informe del entonces secretario en el que se basó la cesión de competencias. "Lo razona al margen de la ley. Éste no es un informe de andar por casa; es para no salir de casa", ironizó. Figueroa le acusó de cometer un error "grave" y de cuestionar a los premiados.

El revuelo tras la petición de Porro tuvo un final kafkiano de Soto, que se dirigió con solemnidad al pueblo vigués mirando a las cámaras que grababan el pleno. "Ciudadanos de Vigo. Los Vigueses desde 1988 se nombraron conforme a derecho y están muy bien nombrados", proclamó.