La empresa de transporte aéreo de pescado fresco que promueve la Autoridad Portuaria dio ayer un paso de gigante. Iberia Cargo, filial de la principal aerolínea española, confirmó al presidente del Puerto, Abel Caballero, su disposición a participar en su iniciativa aportando sus propios aviones. "Una magnífica noticia", en palabras de Caballero, que situó en el próximo otoño el inicio de las operaciones desde Peinador.

El responsable portuario conocía desde hace semanas el interés de la filial de Iberia por convertirse en "carrier" en esa línea de transporte por una llamada telefónica de su director, Alfonso Fuertes. Y ayer, ese alto cargo viajó hasta Vigo acompañado de Soledad Santiago (directora de Carga Comercial de la compañía) para reunirse con Abel Caballero. Su oferta se concretó en los siguientes términos. Según las explicaciones de Caballero, "Iberia ve posibilidades serias" en cubrir dos de las tres rutas señaladas en el citado estudio: Mauritania-Vigo y Brasil-Vigo.

Para la primera, Iberia Cargo ofrece dos aerocargueros que ya tiene posicionados en Las Palmas y Tenerife. Y lo más importante: garantiza mercancía para esos aviones al menos desde Madrid hasta Canarias. "Es justo lo que necesitamos", enfatizó Caballero. Subrayó esta cuestión porque la rentabilidad de la línea dependerá de que los aviones regresen de donde cargaron el pescado fresco, en este caso Mauritania, llenos. Por tanto, en esa ruta sólo faltaría por gestionar carga para el trayecto Vigo-Madrid, algo que el presidente portuario no considera complicado.

Para la segunda ruta, Brasil-Vigo, Iberia Cargo podría realizar con otros dos aerocargueros que tiene en aquel país hasta tres vuelos a la semana. "Y una parte del retorno correría por su cuenta", añadió Caballero. Para la tercera vía, Sudáfrica-Canadá-Vigo, "estudiarán la mejor solución".

"Versatilidad y fiabilidad"

El presidente del Puerto destacó la importancia de la participación de Iberia. "Ofrece versatilidad y fiabilidad. Esto significa que nunca dejará colgado a un cliente", dijo. Sobre todo por disponer de aviones en parte de esas rutas. Esto permitiría, enviar un avión a Mauritania para cargar la pesca capturada por un barco sólo con que su armadora avise con dos días de antelación.

Sobre el volumen de pescado fresco que pretenden transportar en las primeras etapas de la línea -que situó en el próximo otoño-, el presidente portuario habló de entre 2.000 y 2.500 toneladas al año. "La materia prima está esperando a que la recojan. Lo que tenemos que intentar es que el transporte no la encarezca. Y en la ruta a Mauritania podemos rebajar el coste por kilo, situado en un dólar", remachó.

Otro apoyo importante a la iniciativa portuaria llega desde Vitoria. La agencia que gestionaba la pesca fresca para descargarla en el aeropuerto navarro, Decoexsa, también confirmó al Puerto su interés en participar en su proyecto, creando una marca de agencia para operar en Vigo.