Los técnicos han optado por un sistema de ascensores para salvar las fuertes pendientes del Casco Vello. Los autores del Plan de Movilidad elaborado con fondos comunitarios dentro del Programa "Pagus" proponen un doble sistema de ascensores que enlazarían O Berbés co el Paseo de Alfonso y desde ahí otro hasta el castillo de San Sebastián, donde está el Concello, y un segundo entre doctor Cadaval y la calle Placer.

Los expertos han descartado otras alternativa barajadas al principio como escaleras mecánicas, rampas o funiculares.

El primero de los ascensores, con dos tramos, daría viabilidad al proyecto de cambiar la entrada principal al Concello, orientándola hacia el Paseo de Alfonso XII. El acceso sería por el antiguo arco de acceso al castillo, que se conserva, y de ahí se pasaría al propio edificio a través de una nueva puerta.

El otro ascensor propuesto, entre Doctor Cadaval y la calle Placer sería un elemento fundamental para reactivar el comercio en la zona de la Herrería y el castillo de San Sebastián. La zona se considera idónea, pero uno de los grandes obstáculos que hay que salvar es la accesibilidad

Mantenimiento asequible

Los elevadores verticales tienen un funcionamiento estandarizado y un mantenimiento asequible, no muy diferente a los instalados en el interior de los inmuebles. Su mayor contraindicación se deriva del impacto visual, "que se debe convertir en una oportunidad, aprovechándola para redefinir la imagen de lugares muy concretos".

Para la redacción del Plan de Movilidad se analizaron los desplazamientos de personas y mercancías de la población residente y la visitante. Analizaron la naturaleza y características de la demanda actual de tráfico, aparcamiento y transporte y proponen el modelo de movilidad y accesibilidad del barrio histórico, así como la actuaciones estratégicas que para ello deban adoptarse.