El Parlamento Galego aprobó ayer por unanimidad solicitar más efectivos en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado especializados en violencia de género que se integrarían en el convenio de seguridad ciudadana rubricado para tratar de erradicar los casos de malos tratos.

Además, la petición incluye la reclamación de que "se continúe con la labor de impulso y evaluación" del cumplimiento del Acuerdo Interinstitucional contra la Violencia de Género. Su objetivo principal es mejorar la coordinación de todos los cuerpos policiales mediante la formalización de protocolos además de tratar de reforzar la formación de los agentes en materia de lucha de violencia de género y en la protección de las víctimas.

Galicia cuenta actualmente con 39 policías y 25 Guardias Civiles. De los agentes policiales, 16 están en el Servicio de Atención a la Mujer (SAM) y 23 en la Unidad de Prevención, Asistencia y Protección. La Benemérita cuenta con el servicio denominado EMUMES y con quince puntos de atención especializada a las víctimas de la violencia de género.

Por otro lado, según los datos del Registro Central para la protección de las víctimas de la violencia de género en Galicia, en 2005 se solicitaron 1.731 órdenes de protección dentro de las 2.375 incoaciones registradas en las que la víctima era una mujer.