Hasta 196 trabajadores de la resistencia asistida del hospital Meixoeiro de Vigo registraron ayer una denuncia en el Juzgado de lo contencioso para exigir a la Xunta pluses de peligrosidad. Previamente, más de medio centenar de facultativos se concentraron en la puerta principal de la residencia a modo de protesta apoyados por la sección de UGT, que asistió en solitario a pesar de haber invitado a la movilización al resto de centrales sindicales. Los complementos de singularidad de puesto fueron excluidos por Vicepresidencia, de quien depende esta unidad asistencial, y con quien ya solicitaron una reunión el 26 de enero.