El Complejo Residencial O Castro, situado en el campus vigués, es una de las cuatro residencias con las que cuenta la Universidad de Vigo, y la única situada en el campus de la ciudad olívica.

La demanda de plazas para estudiantes ha experimentado un gran crecimiento, y cuando el curso aún no había finalizado contaba con un porcentaje de renovación del 87%. Los múltiples servicios ofertados, entre los que se cuentan salas de ordenadores, conexión gratuita a Internet o un gimnasio, han terminado por consolidar su prestigio después de cuatro años de funcionamiento, y en la actualidad complementa con gran éxito su actividad durante julio y agosto como residencia de verano para turistas.

Mediante una llamada telefónica, y sin que se exija requisito alguno, aquellos que lo deseen pueden reservar su estancia en una de las 225 habitaciones de la residencia, por unos precios inferiores a los de cualquier hotel, ya que actualmente el precio de la estancia es de 44 euros la habitación doble y 25 la individual.

Pese a hallarse distanciada del núcleo urbano, la dirección asegura que los residentes cuentan con atención personalizada, así como información turística oficial cedida por el Concello para visitar Vigo y sus alrededores.

Aunque la oferta solo incluye el alojamiento,cuenta en sus inmediaciones con el centro comercial de la ciudad universitaria, situado a unos 100 metros, y está conectada con el centro de la ciudad por medio del transporte público.