Además de visitar a los animales en cautividad, Vigozoo ofrece alternativas educativas, como un planetario, proyección de videos sobre astronomía, charlas..., dirigidas por un grupo de educadores. Hasta la primera quincena de septiembre, los menores de 15 años tienen la oportunidad de pasar una jornada completa, incluida comida, en las instalaciones de A Madroa.

Esta jornada arranca a las ocho de la mañana. Juegos y talleres preceden a una visita guiada con cuidadores que incluye la alimentación a animales. Después llega el turno de "Toca-toca", en la que los menores pueden acariciar reptiles. De 14.00 a 15.30 se reserva para el almuerzo. La sesión de tarde se inicia con la proyección de un documental. Gran juego de pistas, taller de pluma natural y visita al reptilario completan esta parte del programa, que concluye con una merienda y la elaboración de un mural.

Durante el verano también permanece abierto el concurso de comics, dividido en varias categorías, cuya idea debe girar en torno a esta instalación de A Madroa