Desde el Baixo Miño, el municipio de O Rosal rebosa historia, cultura y tradiciones y todo ello volverá a reivindicarlo una vez más con la celebración de las dos primeras fiestas populares del año: la Romería de San Vicente Marzán, que tendrá lugar este domingo, y la Festa da Saúde e San Brais, prevista para el fin de semana del próximo 31 de enero en San Xoán de Tabagón.

Dos citas con un gran recorrido histórico e identitario que forman ya parte de la cultura de todos los rosaleiros y rosaleiras y que cada año atraen a más gente procedente de toda la provincia de Pontevedra. No hay mejor modo de estrenar el año.

San Vicente de Marzán. San Vicente de Marzán será así el encargado de inaugurar el calendario de fiestas populares este domingo, 26 de enero. Una romería que se celebra en un paraje único, con las tumbas visigóticas en la cercanía de la peculiar ermita de San Vicente, la que se considera como la primera iglesia de O Rosal y origen histórico del municipio. La organización del evento invita así a todos a participar este domingo en una romería que arrancará a primera hora de la mañana con actuaciones musicales acompañadas por la Coral de la Agrupación Musical do Rosal y en la que los asistentes podrán participar en la tradicional subasta de productos típicos para terminar con una gran tirada de bombas.

Festa da Saúde e San Brais. El siguiente fin de semana le tocará el turno a la Festa da Saúde e San Brais en San Xoán de Tabagón, tres días de actividades que arrancarán el viernes 31 de enero con la espectacular Subida del Artístico Arco de Tabagón: vecinos y vecinas reunidos e ilusionados alrededor de este 'mayo', tirando de las cuerdas para entre todos izar un arco de unos 14 metros de altura con estructura de madera que cada año estrena diseño e incorpora novedades.

Un arco único en toda la provincia. Camelias, flores de mimosas, ramas de boj, mimbres, naranjas y otras plantas decoran un arco único en toda la provincia de Pontevedra que anuncia el inicio de unas fiestas con una profunda tradición. El resultado es un bello y artístico arco triunfal multicolor que representa la defensa de la cultura, sensibilidad artística, trabajo en equipo y unión y sacrificio por el bien del barrio y que la tradición manda mantener en pie decorando las calles hasta el domingo de Carnaval.

Tirada de bombas como broche de oro. La fiesta continuará el sábado 1 de febrero con los actos litúrgicos, que darán paso a la entrada del grupo de baile y gaitas Virxe do Alivio por la mañana y a la verbena Faina Blanco Show y del Grupo Azar por la noche. El domingo 2 de febrero, por su parte, la Banda de Música Agrupación Musical do Rosal, con dos actuaciones musicales, será una de las protagonistas de la jornada junto a los hinchables para niñas y niños y chocolatada para todos los asistentes durante la tarde. Una gran tirada de bombas pondrá el punto y final a esta fiesta. Tradición y ocio para disfrutar del arranque del año.