Un estudio de tecnología hospitalaria sitúa a Galicia como puntera en radiología

El informe evalúa la antigüedad de trece equipaciones sanitarias de centros públicos y puntúa la comunidad entre las más renovadas

e. o.

Mamógrafos, equipos de radiología convencional, endoscopios flexibles o complejos TAC. Galicia cuenta con sistemas que, en muchos casos, tienen menos de cinco años de antigüedad, como los aceleradores lineales de partículas; la tomografía computerizada, que dispone de más de medio centenar de equipos estrenados hace menos de un lustro y es líder en España, así como en los sistemas de intervencionismo (vascular y hemodinámica). En lo que respecta a la equipación de resonancias magnéticas, la comunidad también figura en los puestos de equipos más recientes, junto con Asturias, País Vasco o Cataluña. Así lo apunta el informe “Perfil Tecnológico Hospitalario: propuestas para la renovación de tecnologías sanitarias” que acaba de hacer público la Federación española de empresas de tecnología sanitaria y que apunta a los de radiología convencional como los más obsoletos, tras analizar el nivel de obsolescencia de 13 familias tecnológicas sanitarias del conjunto de hospitales públicos y privados de España.

Los sistemas de mamografías y ecografías se sitúan en la parte media de la tabla, situándose una cuarta parte de esos últimos por encima de los diez años. Eso sí, el informe actualiza los datos de 2019, pero la Consellería de Sanidade realizó un esfuerzo en la compra de tecnología y dotación de ecógrafos de última generación el pasado año –que aún no estarían incluídos en estos datos–.

El Plan de Inversión en Alta Tecnología (INVEAT), que impulsó el Ministerio de Sanidad permitió que “ahora el 60% de los equipos tengan menos de cinco años”, indicó el presidente del Sector de TySIC de Fenin, Francisco Vázquez. Por ello, considera que “ahora habría que poner el foco de las inversiones en los que quedan con más de diez años y en los que quedaron fuera”.

El Hospital Clínico Universitario de Santiago fue uno de los 24 centros sanitarios beneficiarios del Plan INVEAT en Galicia, donde permitió renovar 43 equipos y ampliar otros 33, con cargo a unos 33 millones en 2022.