Las farmacias podrán entregar medicinas a domicilio a principios de 2025

Este servicio se destina a pacientes con dependencia o que vivan en zonas aisladas

Alfonso Rueda, ayer, tras el Consello de la Xunta.  | // XOÁN ÁLVAREZ

Alfonso Rueda, ayer, tras el Consello de la Xunta. | // XOÁN ÁLVAREZ

Belén Teiga

La entrega a domicilio de medicamentos para pacientes con dependencia o que vivan en zonas aisladas del rural será una realidad en Galicia más pronto que tarde. Al menos así lo trasladó el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que confía en que “a principios de 2025” esté en vigor el decreto por el que se regularán las condiciones y los requisitos para este reparto.

El Ejecutivo gallego abre ahora una consulta previa a través de la que espera recibir aportaciones tanto de los sectores profesionales implicados como de la ciudadanía para poder desarrollar la propuesta. “Esperamos que este proceso dure en torno a cinco o seis meses y que sea una realidad a partir de principios del año que viene”, incidió Rueda tras la reunión semanal de su equipo.

La idea sobre la que trabaja la Xunta es que esta entrega puerta a puerta sea realizada por una de las cinco oficinas de farmacia más próximas a las viviendas de las personas beneficiarias. En caso de decisión expresa del paciente, esta dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica también se podría llevar a cabo por otra farmacia de la misma área de referencia que el punto de atención continuada correspondiente.

En el caso de los medicamentos más complejos, Rueda especificó que se habilitará un sistema para que los servicios de farmacia hospitalaria puedan realizar “entregas informadas” en las casas de los enfermos.

El presidente de la Xunta reconoció que este reparto a domicilio, al tratarse de un nuevo servicio, “tendrá sus costes” para las oficinas de farmacia, aunque hizo hincapié en que el texto que ahora se somete a consulta pública “tuvo bastante diálogo con este sector”. Con todo, Rueda no quiso descartar que el Ejecutivo tenga que contar con una financiación específica para estos negocios por el gasto derivado de estas entregas: “Habrá que habilitar las medidas necesarias para hacerle frente”.

Esta dispensación a domicilio de los medicamentos está contemplada en el marco de la Ley de Ordenación Farmacéutica de Galicia, datada del año 2019. El objetivo del decreto es, en palabras del líder del Gobierno gallego, “hacerlo con todas las garantías y regular estrictamente los supuestos de este servicio”. En el caso de las personas dependientes, deberá existir una pérdida de la autonomía funcional, así como la necesidad de cuidados por padecer enfermedades crónicas.

Esta entrega puerta a puerta ya se llevó a cabo durante la pandemia de COVID-19, por lo que la Xunta cuenta con una experiencia previa. Ya después de la pandemia, en otoño de 2021, la Consellería de Sanidade había anunciado que ultimaba la medida que, previsiblemente, se pondrá en marcha el próximo año.

La Xunta también acordó ayer sacar a consulta pública el anteproyecto de ley gallega que regulará la inteligencia artificial (IA), con la idea de que en el mes de septiembre pueda ser remitido al Parlamento para su aprobación final.

Esta norma apostará por impulsar el empleo de la IA en la Administración, pero quedará “garantizada siempre la supervisión humana” por parte de su personal.

Y en materia educativa el Consello de la Xunta hizo balance de la implantación del plurilingüismo en los colegios gallegos. El 75 por ciento de los centros educativos de la comunidad financiados con fondos públicos desarrollarán el próximo curso algún programa plurilingüe en las etapas de Infantil, Primaria, ESO o Bachillerato.

Serán en total 511 los centros que se beneficien de esta iniciativa desde septiembre, un 60 por ciento más que en el curso 2017/18. Y son 11 más que en el curso que acaba de terminar, pero esa cifra, aún podría aumentar, según la Xunta, porque están pendientes las convocatorias para los centros de Formación Profesional y las enseñanzas artísticas.