El Bloque pide a Rueda que deje la “política de la ley de la selva” con las viviendas turísticas

Los nacionalistas piden a la Xunta que se implique y deje de boicotear a los concellos

REDACCIÓN

El BNG defenderá en el pleno de esta semana en el Parlamento que la Xunta se implique en la regulación de las viviendas de uso turístico (VUT) y deje de “boicotear” los pasos que “con valentía” dan ayuntamientos como el de Santiago, liderado por la alcaldesa nacionalista Goretti Sanmartín. La diputada del Bloque Alexandra Fernández denunció que el Gobierno autonómico está “intentando boicotear” los avances de las administraciones locales, pero ve aún “más grave” que, cuando los ayuntamientos pongan límites, se dedique a “hacer oídos sordos de esas normas e inscriba las VUT ilegales”.

En este contexto, el BNG reclama a Alfonso Rueda que abandone su “política de la ley de la selva”, porque los ayuntamientos “pueden poner normas, pero quien tiene las competencias en materia de turismo para controlar y registrar los establecimientos es la Xunta”.

Así, Alexandra Fernández llevará al pleno el debate sobre la “evolución explosiva” de las VUT, que pasaron de 500 en 2017 a más de 22.500 en la actualidad, un 4.510% más. Esto, añade, tiene “importantes consecuencias” en el precio de la vivienda, en la “calidad urbana” y en el modelo turístico gallego.