Los supuestos errores filológicos del actual Himno de Galicia no serán restaurados, al menos, de momento. Los grupos parlamentarios del PP y PSdeG no aceptaron corregir la letra, como reclamaba una iniciativa legislativa popular para restaurar de forma “fidedigna” la letra escrita por Eduardo Pondal y música de Pascual Veiga. Sostienen que la corrección de los errores filológicos debe pasar por un estudio sosegado en el que se recojan valoraciones de expertos e instituciones en una comisión parlamentaria ad hoc.

La iniciativa, avalada por 16.000 firmas de gallegos, fue defendida por el catedrático de la Universidade de A Coruña Manuel Ferreiro, el mayor investigador de la obra de Eduardo Pondal con una decena de libros publicados. Al término del debate parlamentario, Ferreiro se ha visto visiblemente afectado por el “no” recibido y ha sugerido que los diputados confunden “consenso social” con “institucional”.

16.000 firmas de apoyo

Así lo aseguró después de que tanto la socialista Noa Díaz como el popular Alberto Pazos Couñago apelasen a sendos informes de la Real Academia Galega (RAG) y del Consello da Cultura Galega, que –desde que en 1996 se abriese el debate por primera vez en el Parlamento de Galicia– emitieron a propósito de las primeras propuestas para corregir las faltas del Himno, tales como signos mal colocados. Según el profesor Ferreiro, desde entonces se tuvo conocimiento de la carta de 1913 en la que Pondal mostraba su voluntad de corregir el texto, pero no pudo hacerlo –el poema “Os pinos” se imprimió por primera vez en 1905 en La Habana– debido a su estado de salud.

Populares y socialistas pidieron a la comisión promotora que no interpretase el “no” como una negativa final, sino como el inicio para una investigación puesto que, a juicio de Noa Díaz, la iniciativa legislativa popular no es el instrumento adecuado para resolver desde la “política” esta cuestión. Sin embargo, el BNG a través de Mercedes Queixas, sí apoyó la tramitación de la ILP, basándose en que es “de justicia histórica” y tras apelar al precedente de la unanimidad para la ley del Panteón de Galegos Ilustres

Ya fuera de la sesión plenaria, uno de los integrantes de la comisión promotora reprochó a PP y PSOE que se sienten “engañados” y les recordó que, desde que en marzo solicitaron reunirse con todos los grupos, habían tenido ocasión de revisar la documentación para apoyar la restauración del texto que, por ejemplo, empieza con una pregunta a la que ortográficamente le falta el interrogante.

En cuanto a los informes que se esgrimieron en la década de los 90 para no restaurar la letra original de Pondal, el catedrático expuso que “aseguran erróneamente” que el autor de “Queixumes dos pinos” “toleró” las faltas: “Sabemos perfectamente cuál es la versión última”.