Casi 12.800 alumnos gallegos están llamados hoy a las pruebas de acceso a la universidad que marcarán el futuro de los estudiantes. Son tres días de exámenes de lo que en teoría sería la última selectividad como la conocemos, ya que a partir del próximo curso se iba a iniciar el cambio de formato. Pero el Gobierno, con el adelanto electoral, ha paralizado su implantación.

El conselleiro de Cultura, Educación, FP e Universidades, Román Rodríguez, confía en que la Avaliación do Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU) se celebre en Galicia “con total normalidad”, pero lamenta el “enorme mareo” y “confusión” generado por el Gobierno central con el nuevo modelo que pretende implantar.

“La ABAU, la antigua selectividad, es una prueba que llevamos celebrando en Galicia desde hace mucho tiempo con total normalidad”, indicó Rodríguez, en declaraciones a los medios tras participar este lunes en un acto oficial.

El objetivo es que los alumnos de Bachiller puedan “hacer este examen vital, sobre todo pensando en el futuro para ellos, con total normalidad”. Pero dicho esto, el conselleiro cargó contra el Ministerio de Educación por el “enorme mareo y confusión” trasladado a la ciudadanía con la “no nata” reforma de la selectividad –para incluir cuestiones como una prueba de madurez– que ahora mismo permanece suspendida por la convocatoria de elecciones generales para el 23 de julio.

“Yo dije ya hace tiempo que este sistema que planteaba el ministerio no tenía ningún futuro. Al final lamento haber tenido razón, porque estábamos viendo que no había una directriz clara y que no se asumía buscar soluciones a las problemáticas que existen”, censuró.

El conselleiro considera que esta actitud del Ejecutivo estatal era “una constante huida hacia adelante” y una “oportunidad perdida” por una “pésima capacidad de gestión”.

En este contexto, Rodríguez ha ironizado con que el Ministerio consiguió algo “muy difícil” como que “prácticamente todas las comunidades autónomas y todas las universidades protestasen por esta prueba que no arreglaba los problemas de base que tiene este sistema, sino que se incrementaban”.

Vigo lidera la lista de aspirantes estas pruebas, con 2.779 matriculados, un 86 más que el año pasado. En Pontevedra figuran 1.291, por 2.589 en Santiago, 2.693 en A Coruña, 782 en Ferrol, 129 en Cee, 123 en A Rúa, 1.088 en Lugo, 245 en Viveiro y 1.069 en Ourense.