Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago leyes | Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ourense

“Los controles son muy rigurosos: aquí no podría darse una epidemia como la de EEUU”

– ¿Para qué se usan los analgésicos opioides?

– Son los analgésicos más potentes que hay. Se usan en pacientes oncológicos, terminales o que cursaron una intervención que cursa dolor. Ése es el uso principal, pero dada la situación demográfica de aumento de la población anciana, con más patologías que cursan dolor, ha aumentado el uso de estos analgésicos fuera de su indicación inicial. Hay todo un abanico de presentaciones, en comprimidos, parches...

– ¿Cómo se evitan abusos?

– Entra en la labor del médico hacer un seguimiento. Es una medicación que tiene un control especial. Son estupefacientes. Por eso, por parte del facultativo, además de hacer su diagnóstico y de prescribirlos, se requiere al paciente cuando va a la farmacia, además de la receta normal, una receta de estupefacientes. El control es muy riguroso. Solo para el tramadol y la codeína que se combinan con el paracetamol y son los de uso más frecuente no se requiere de esta receta especial para estupefacientes. En el resto de los casos sí. Y el médico dispone de una serie de herramientas, que consisten en hacer un test a los pacientes que toman opioides para determinar si son más o menos susceptibles a la adicción.

– ¿Qué riesgo tiene el abuso de estos medicamentos?

– La adicción, evidentemente. De ahí que se controlen los tiempos de uso o los intervalos de consumo. También tiene efectos adversos como el estreñimiento.

– ¿Y hay abusos por parte de los pacientes?

– Son pacientes muy controlados y las posibles desviaciones que hay son mínimas.

– ¿Y está creciendo el consumo de estos fármacos?

– Por el tipo de población que tenemos, más envejecida, no hay duda de que hay patologías con más cronicidad y con más dolores.

– ¿Podría darse aquí una epidemia de adicciones como la de EEUU?

– No tiene sentido. Aquí está totalmente controlado. En EEUU además los abusos estaban vinculados a situaciones fuera del marco legal.

Compartir el artículo

stats