SECTOR INMOBILIARIO

Así será la nueva puerta de entrada del AVE de los gallegos en Madrid

La nueva Estación de Chamartín ha sido diseñada por UNStudio y b720 Arquitectura, de la mano de Esteyco | La intención de los creadores del nuevo concepto de la terminal es que esté plenamente integrada con el parque que la rodeará, dentro del nuevo desarrollo urbanístico de Madrid Nuevo Norte

Recreación de una vista aérea de la nueva Estación de Chamartín, una vez culminados sus trabajos de remodelación.

Recreación de una vista aérea de la nueva Estación de Chamartín, una vez culminados sus trabajos de remodelación. / EPE

Gabriel Santamarina

Adif, el administrador ferroviario español, presenta en sociedad la nueva Estación de Chamartín, la puerta de entrada del AVE Galicia-Madrid. El estudio de arquitectura neerlandés UNStudio, junto con el español b720 y la compañía especializada en infraestructuras Esteyco, han explicado en un acto con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, la presidenta de Adif y Adif AV, María Luisa Domínguez, el nuevo "hub de transporte urbano".

Sobre la mesa, Adif contó con 9 proyectos de "calidad arquitectónica sobresaliente", aunque el ganador fue elegido por unanimidad por el jurado, según confirmó la presidenta de la empresa pública, en lo que calificó como "el concurso internacional más ambicioso en décadas celebrado en España". Entre los criterios que más influyeron en la decisión destacan la usabilidad de la estación, el movimiento de los visitantes, la integración dentro de la ciudad, la sostenibilidad y la imagen.

El pilar fundamental de la Nueva Estación de Chamartín es su integración dentro de la ciudad, ya que los terrenos que albergan las actuales vías se taparán para dar lugar a un nuevo barrio. De esta forma, la estación quedará integrada en el centro del parque central del desarrollo urbanístico de Madrid Nuevo Norte, antes conocido como Operación Chamartín.

Puntos más destacados de la nueva Estación de Chamartín

Uno de los factores más relevantes es que se recuperarán las bóvedas del sector sur de la estación, que actualmente están cerradas. Además, se construirán tres edificios de 110, 160 y 220 metros de altura, que albergarán el nuevo cuartel de Adif en la capital y quedará integrado dentro del nuevo distrito de negocios.

También está contemplado construir espacios abiertos, incluyendo la puesta en marcha de terrazas dentro del Parque Central que rodeará. En paralelo, se levantará una terminal de salidas y otra de llegadas, como ya ocurre en la Estación de Atocha, primando la libre circulación de los viandantes por la instalación.

Detalle de cómo será la nueva playa de vías de la Estación de Chamartín, donde se ubicarán los trenes.

Detalle de cómo será la nueva playa de vías de la Estación de Chamartín, donde se ubicarán los trenes. / EPE

En el proyecto se contempla que la playa de vías que se ubicará en el centro de la estación siga siendo al aire libre, como ya ocurre en la actualidad, aunque con las techumbres renovadas a una estética más actual. El complejo contará con 13 vías para servicios convencionales de Cercanías y 18 para alta velocidad.

Madrid Nuevo Norte

Para que Madrid Nuevo Norte eche a andar, primero, Adif deberá vender a la promotora del proyecto, participada por BBVA, Merlin Properties y Grupo San José, los terrenos. Se trata de una compraventa pactada hace casi dos décadas que no ha sido ejecutada hasta la actualidad por problemas judiciales. Según adelantó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, del grupo Prensa Ibérica -editora de FARO DE VIGO-, a principios de marzo, la intención de Crea Madrid Nuevo Norte y Adif es culminar la transacción en noviembre.

El desarrollo urbanístico se extiende en más 3,29 millones de metros cuadrados, que actualmente ocupan vías e instalaciones de Renfe y Adif, además de las carreteras de circunvalación de la ciudad. Aquí está programada la construcción de 10.500 nuevas viviendas, rascacielos de oficinas y dotaciones públicas y privadas. Se estima que la puesta en marcha de todo tendrá un impacto en la economía de la Comunidad de Madrid cifrado en más de 52.000 millones de euros.

Este desarrollo fue bloqueado judicialmente en numerosas ocasiones, pero recibió su visto bueno definitivo en febrero, aunque cabe recurso ante el Tribunal Supremo. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal madrileño desestimó nueve recursos presentados, entre otros, por Ecologistas en Acción, una de las ONG más activas en luchar contra los nuevos desarrollos urbanísticos, o el Club de Debates Urbanos, formado por expolíticos de la izquierda madrileña como Eduardo Mangada (PSOE), Concha Denche (IU) o Félix Arias (PSOE).