Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diez médicos se han apuntado ya para cubrir guardias en PACs de Pontevedra por hasta 5.300 euros

Sanidade abrió el registro el lunes pasado para paliar la falta de facultativos. Pagará a los voluntarios incluso por su disponibilidad

El PAC de A Parda, en Pontevedra, carecía el mes pasado de médico de guardia. | // GUSTAVO SANTOS

La oferta de la Consellería de Sanidade de pagar hasta 5.300 euros extra al mes a médicos voluntarios por realizar siete guardias en Puntos de Atención Continuada (PAC) de Pontevedra para paliar los problemas existentes en la atención en esta área sanitaria ya ha logrado atraer facultativos. En su primera semana de vigencia, este sistema ha generado que diez sanitarios se apuntasen en las listas para realizar esas guardias al margen de su horario laboral habitual.

El Sergas abrió el lunes el sistema de inscripción voluntaria anunciado el pasado día 9, justo tres jornadas antes de la manifestación contra la gestión sanitaria de la Xunta convocada por la plataforma SOS Sanidade Pública y apoyada por la oposición, que reunió en Santiago a 22.000 personas, según las estimaciones de la Policía Local. Desde entonces, son diez los voluntarios para realizar esas guardias en las áreas sanitaria con un 80% de PAC con vacantes estructurales, es decir, con puestos aún sin cubrir o con bajas de larga duración. Se trata de un traje a medida para el área de Pontevedra, el que aglutina los mayores problemas de lista de espera y falta de médicos, como reconoce la propia administración autonómica.

El programa estará operativo durante medio año, cubriendo así el verano, el momento de mayores dificultades por unirse las vacaciones y la alta demanda estacional con esa problemática estructural. El plan consiste en ofrecer incentivos económicos a médicos y pediatras para que realicen guardias voluntarias al margen de su empleo habitual, es decir, en sus períodos de descanso.

Los facultativos voluntarios podrán ser llamados para cubrir guardias un mínimo de tres días al mes y un máximo de siete, si bien cobrarán tanto por estar disponibles, lo que los obliga a permanecer a menos de media hora de distancia del centro al que estarían asignados, como por trabajar.

Por la disponibilidad percibirán 230 euros diarios, por lo que cobrarán entre 690 y 1.610 euros mensuales en función de si se ofrecen para cubrir turnos tres días o siete. Si son llamados para atender pacientes, cobrarán a mayores otros 250 euros por una guardia de 7 horas, 611 por una de 17 y 862 por una de 24. La retribución mínima, de tener que trabajar, sería de 941 euros al mes –estar inscrito tres días y cubrir una guardia de 7 horas– y la máxima, de 5.309 –estar inscrito para siete jornadas y cubrir siete guardias, pero con los preceptivos descansos–, según la Xunta.

La sanidad se ha convertido en el origen de las mayores protestas sociales contra la Xunta, sumando tres multitudinarias manifestaciones en los últimos tres años. La plataforma SOS Sanidade Pública avisó el pasado día 12. “No vamos a parar”, declaró su portavoz, Manuel Marín, tras denunciar el deterioro del sistema público, con citas de semanas incluso para acudir el médico de familia.

La Xunta vincula la situación a la falta de facultativos. Desde enero, ha anunciado un plan de actividad extraordinaria con hasta 1.200 actos diarios, la oferta de 413 puestos de médico sin oposición en zonas de difícil cobertura y contratos de tres años a los médicos que acaben su período de formación (MIR).

Compartir el artículo

stats