2 Billetes de AVE Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan para tramitar bajas en los hospitales evitará 30.000 consultas al mes a Primaria

El Sergas estrena en Santiago el sistema para liberar a los centros de salud de este papeleo | Los médicos de Familia piden dejar de gestionar incapacidades que no les corresponden

Sala de espera del centro de salud Virgen Peregrina, en Pontevedra. Gustavo Santos

Los médicos de Atención Primaria están desbordados y no solo por la demanda de atención sanitaria sino también por la burocracia. A ellos les corresponde tramitar todas las bajas laborales de los trabajadores gallegos, incluidas las de aquellos enfermos que han sido diagnosticados por el especialista de un hospital. El Foro de Médicos de Primaria ha exigido a todas las comunidades autónomas que desde enero de este año quitasen esta carga a los facultativos de Familia y los partes de incapacidad temporal fuesen cursados por el profesional que atiende al paciente. En Galicia esto no es posible aún. La Consellería de Sanidade debe poner en marcha primero un sistema que permita tramitar bajas en los hospitales. Pero ya ha dado los primeros pasos con un plan piloto en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Cuando se extienda al resto de áreas sanitarias, los centros de salud se ahorrarán más de 30.000 consultas mensuales, que pasarán a ser gestionadas desde los hospitales, según estimaciones de la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria.

Hasta ahora cuando un paciente acude a urgencias en un hospital o tiene que someterse a una operación quirúrgica, el especialista que lo atiende emite un informe recomendando la baja pero no puede tramitarla. El enfermo debe pedir cita con su médico de familia y que sea éste quien le gestione el permiso por incapacidad temporal. Esto es un engorro para el usuario, pero también para los profesionales de Primaria, que suman más papeleo a su actividad diaria.

“No es que sean muchas consultas cuantitativamente las que provoca esta situación, pero cualitativamente sí que es una molestia”, explica el portavoz de la Asociación Galega de Medicina Familiar y Comunitaria, Jesús Sueiro, que explica que les resulta complicado estimar, por ejemplo, la duración de la baja cuando no conocen los detalles de la dolencia que padece el paciente. “Si una persona sufre una insuficiencia cardíaca y va a Urgencias, nosotros no nos enteramos, y después llega y nos pide la baja pero no tenemos ni idea, lo lógico sería que se la diese el médico responsable. Y lo mismo si tiene que someterse a una operación, nadie como el facultativo del hospital sabe, en función del tipo de intervención que se le practique, cómo será la recuperación y, por lo tanto, cuánto tiempo necesita de permiso”, aclara Sueiro. Según sus cálculos, cada médico de familia debe atender una docena de consultas al mes para dar bajas que no le corresponden. En los centros de salud de la comunidad autónoma trabajan 2.665 doctores, según el Instituto Galego de Estatística, de manera las citas mensuales para tramitar este tipo de bajas superan las 30.000 en toda Galicia.

La Sociedad de Médicos Generales critica el retraso en aplicar la medida

En España el Foro de Médicos de Primaria lleva tiempo movilizándose para descargar a los centros de salud de esta carga de trabajo. Se apoyan en el Real Decreto 625/2014 por el que se regulan las bajas por incapacidad temporal y que establece que el facultativo del Sistema Nacional de Salud (SNS) que atiende al paciente es el que tiene que emitir el parte de baja.

Y con el respaldo de esta normativa pusieron de plazo el 9 de enero de este año para traspasar a los hospitales la gestión de las bajas que les corresponden.

Precisamente la Consellería de Sanidade convocó el pasado 4 de enero a las tres sociedades científicas de Atención Primaria para abordar la gestión de las incapacidades laborales. Les informó de que la Xunta pondrá en marcha un plan piloto en el Complejo Hospitalario de Santiago para que empiecen a tramitar bajas. Empezarán por el servicio de Urología y seguirán con Traumatología y Cirugía. Además se comprometieron a realizar cursos de formación en todos los centros hospitalarios con la idea de generalizarlo a todas las áreas sanitarias. En todo caso, advirtieron que el proceso de implantación será lento y tardará meses.

La Sociedad General de Médicos Generales y de Familia, sin embargo, critica el retraso en la puesta en marcha de esta medida y lanza duros reproches al Sergas. “Demuestra el abandono total de la Atención Primaria y que a la Consellería de Sanidade le importamos muy poco, por no decir nada”, lamentaron. Estos profesionales creen que la Atención Primaria “se encamina al desastre”. “Es un desprecio y una tomadura de pelo”, denuncian.

Esgrimen que el Foro de Atención Primaria envió ya el pasado mes de junio un documento a las consejerías de todas las comunidades autónomas para que traspasen la gestión de estas bajas a los hospitales y que después en octubre volvieron a recordarlo. “Nos parece inasumible que no hubieran hecho nada para la implantación de la gestión de la incapacidad laboral en Atención Hospitalaria”, censura esta sociedad científica.

Compartir el artículo

stats