Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno ejecutó este año solo el 17% de las partidas del Corredor Atlántico en Galicia

La modernización del tren de mercancías gallego cuenta con una partida presupuestaria de 277 millones de euros en 2022 | Adif ha gastado hasta septiembre 47,5 millones

Tren de mercancías en el Puerto de Vilagarcía. | // IÑAKI ABELLA

El Gobierno ha ejecutado solo el 17 por ciento de las partidas previstas este año en Galicia para el Corredor Atlántico de mercancías. De los 277 millones de euros asignados a la comunidad autónoma en los presupuestos de Adif para 2022, se han gastado en los nueve primeros meses del año un total de 47,5 millones de euros, según consta en una respuesta del Gobierno a una pregunta planteada por el BNG en el Congreso de los Diputados. Y, mientras tanto, el Corredor Mediterráneo avanza “a velocidad de crucero”, según el Ministerio de Transportes, con más de 450 millones de euros ejecutados en toda su red ferroviaria a fecha de septiembre de 2022.

El Corredor Atlántico es un eje ferroviario de mercancías que conecta los puertos de la fachada atlántica con el interior y el resto de Europa. Pertenece a la red básica de la Red Transeuropea de Transportes, lo que le da acceso preferente a fondos europeos, y tiene un horizonte de finalización de 2030. Aunque al principio el Noroeste había quedado excluido de esta red ferroviaria, finalmente fue incorporado al mapa de la red básica de infraestructuras europeas en 2018. Esto le permitirá optar a ayudas para su modernización.

En Galicia el Corredor Atlántico discurre desde León hasta Monforte, luego enlaza con Ourense y Vigo y se prolonga por el Eje Atlántico hasta A Coruña. El problema es que estas líneas de mercancías están anticuadas y obsoletas. Se necesita preparar la vía para que puedan circular trenes más largos, ampliar gálibos y electrificar las líneas. Galicia, Asturias y Castilla y León habían calculado que sería necesaria una inversión de más de 3.000 millones en estas tres comunidades para modernizar la red.

La inclusión tardía del Noroeste en el Corredor Atlántico demoró, sin embargo, el inicio de las inversiones. Por fin en los presupuestos de 2022 despegó esta infraestructura al asignarle el Gobierno una partida de 277 millones de euros territorializados en Galicia. Se preveía la renovación de varios tramos, su electrificación, ampliación de vías de apartado para trenes de 750 metros, modernización de instalaciones de seguridad y comunicaciones y mejoras en las estaciones de Santiago, Vigo y A Coruña.

Balance

¿Pero se cumplen los presupuestos? El diputado del BNG, Néstor Rego, preguntó al Gobierno en el Congreso cuál es el grado de ejecución en 2022 de las redes transeuropeas de transportes en Galicia y, en concreto, el gasto en el Corredor Atlántico. “A fecha 30-09-2022 se han ejecutado 47,5 millones de euros con cargo a las partidas del presupuesto de Adif con afección a la comunidad autónoma gallega”, responde el Ejecutivo central, que alude a las partidas 6801 y 6802 de las cuentas del ente gestor de infraestructuras ferroviarias donde se habían consignado 277,1 millones de euros.

Esto supone que transcurridos nueve meses del año apenas se han gastado uno de cada cinco euros presupuestados para Galicia en el Corredor Atlántico.

A pesar de ello el lobby conformado en el Mediterráneo para impulsar su corredor había criticado ante Bruselas las inversiones del Gobierno en el eje Atlántico e instaba a priorizar las líneas con más tráfico.

En el Corredor Mediterráneo, sin embargo, ya se han movilizado inversiones por 4.400 millones de euros. Solo en los primeros nueve meses del año, según datos del Ministerio de Transportes, se han licitado contratos por más de 1.500 millones de euros, se adjudicaron ya 900 millones y se ejecutaron actuaciones por más de 450 millones.

El Gobierno defiende, en todo caso, que ambos corredores reciben el mismo trato. Así argumenta que en 2023 hay previstos 1.648 millones de euros para toda la red incluida en el eje atlántico, una cifra muy similar a los 1.695 millones de euros del Mediterráneo, donde el 75 por ciento de las obras planificadas ya están en marcha.

En el caso del Corredor Atlántico el Gobierno aún no ha aprobado el Plan Director ni ha nombrado un comisionado que supervise y haga seguimiento de las obras. Los empresarios del Noroeste reclaman concreción en los proyectos al Ministerio de Transportes para optar a la financiación europea.

Más de 68 millones en autovías y mejora de la red viaria

Al margen de Adif, el Ministerio de Transportes ha ejecutado inversiones en Galicia en lo que va de año que superan los 69,3 millones, de los cuales el grueso (68,5 millones) se ha invertido en la red viaria de autovías y carreteras.

Dos autovías copan la mayor parte de lo ejecutado hasta el 30 de septiembre por el departamento que dirige Raquel Sánchez. Según los datos suministrados por el Gobierno al BNG en el Congreso, en la Autovía Santiago-Lugo (A-54) se han invertido 14 millones de euros. Aún así, el nivel de ejecución es bajo, pues transcurridos nueve meses del año en el tramo Arzúa-Melide se han desembolsado solo 7,6 millones de los 16, 1 millones previstos, es decir, menos de la mitad. Y en el trayecto Melide-Palas de Rei solo se ejecutaron el 14 por ciento de los fondos previstos (6,3 millones de los 42,4 millones consignados).

Mayor es el cumplimiento en las obras del Enlace Orbital en Santiago (para conectar la A-54 con la AP-9) pues se invirtieron ya 7,6 millones de los 9 millones previstos.

La otra gran autovía que copa las inversiones de Transportes este año es la circunvalación de Pontevedra, pero el nivel de ejecución también es bajo. A fecha de septiembre solo se gastó el 29 por ciento de los 23,7 millones asignados en las cuentas –una ejecución de poco más de 7,1 millones–. También en Pontevedra había reservados 2,2 millones para la remodelación del enlace norte –nudo de bomberos–, pero no se ha ejecutado ni un euro.

Además, con cargo a los fondos europeo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia los presupuestos del Estado de este año contemplaban una partida de 15,7 millones para actuaciones en materia de seguridad vial en Galicia. Sin embargo, prácticamente no se ha gastado nada: solo 38.600 euros. Con respecto al AVE, de los 465.000 euros previstos para el tramo Vigo-frontera portuguesa, que aún está en fase de estudio, solo se han gastado 59.600 euros. Y tampoco hubo avances con la línea de alta velocidad Ourense-Lugo y Ourense-Vigo.

Compartir el artículo

stats