Técnicos que formaron parte del Ineco, la consultoría que redactó el informe de evaluación independiente de seguridad (ISA) de los trabajos realizados por la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada de construir la vía férrea entre Ourense y Santiago, han señalado que su papel era garantizar la seguridad del sistema implantado por la unión temporal de empresas, pero no de esa línea.

En una nueva sesión este miércoles por el juicio del accidente del Alvia, con 80 fallecidos, 11 de Castilla y León, Laura López, jefa del equipo que redactó ese documento y que ahora trabaja en el Metro de Madrid, ha explicado que su misión era la de ser unos "segundos ojos", "un certificador, un auditor, que si ve que se sale de lo que pide la norma, lo diga".

Por tanto, la sociedad mercantil dependiente del Ministerio de Transportes "no evalúa los riesgos" y sí, exclusivamente, "el proceso que ha seguido el tecnólogo", es decir, la UTE.

En directo

Última actualización 16:33

Concluye la comparecencia de Pilar Calvo, experta en errores humanos propuesta por la defensa del maquinista. Con su declaración en calidad de perita se termina la parte penal del juicio por el accidente del Alvia. La próxima semana arranca la fase de acción civil, que llevará el proceso hasta junio.

"Las medidas mitigadores de Renfe eran las que podía poner, pero las medidas técnicas, las de protección, que las pone Adif, quedaban fuera de Renfe", asegura la perita a preguntas de la defensa de Andrés Cortabitarte, el otro procesado en la causa junto con Francisco Garzón.

Pregunta el abogado de QBE, la aseguradora de Renfe, que la defina lo que es carga cognitiva y metacognitivo. Lo interrumpe la jueza: "A estas alturas, no necesito..."

A preguntas del abogado de Renfe, la perita asegura que la formación de la empresa a los maquinistas es "buena", pero con dos salvedades, la relativa a las comunicaciones y que la formación se realice en todas las vías por las que luego circularán, no solo por una en el caso de que sea doble la línea.

Concluye el interrogatorio por parte de la Abogacía del Estado.

La jueza llama la atención a la abogada del Estado para que no repita ya las preguntas de otros letrados, sino las suyas propias. El interrogatorio supera ya las cinco horas de duración.

"Los maquinistas tienen que ir atentos a la cabina y a lo que dicen las vías, no mirando el paisaje”, responde la perita a la defensa de Adif, que le pregunta si en la línea no había elementos singulares que permitieran al conductor salir de su pérdida de consciencia situacional.

"¿Es el maquinista una amenaza para el sistema?, pregunta la abogada del Estado. “Pero también hace contribuciones positivas. El humano tiene la posibilidad de equivocarse y es una amenaza para el sistema precisamente por la posibilidad de equivocarse", responde Pilar Calvo.

"Si un solo error de lapsus va a ser la diferencia en un resultado catastrófico o no, no se puede dar esa oportunidad de que se produzca. Es la organización la que permite las consecuencias catastróficas", señala a Adif de nuevo la perita, por no aplicar, a su juicio, todas las medidas de seguridad que tuvieran en cuenta el error humano.

"Insisto en que el lapsus del maquinista no dio lugar al accidente", responde a la defensa de Adif. La perita pone el foco en falta de medidas de protección de la curva.

"Le estamos exigiendo que no sea humano, que siempre tenga que responder en condiciones de seguridad, en condiciones excepcionales", censura la perita sobre la presión a la que están sometidos los maquinistas.

Cuanto más técnico sea un modo de transporte, mayor proporción tendrá el fallo humano en los accidentes, dice la perito, que sostiene que entre el 60% y el 80% de lo siniestros ferroviarios tiene su origen en el error humano.

En su informe para la fase de instrucción, la perito sostiene que se trató de un "accidente organizacional" por cambio del proyecto basado en criterios de rentabilidad. Es decir, que para buscar la causa hay que acudir a Adif y a su decisión, por razones económicas, de recortar el alcance del ERTMS y dejar la curva de Angrois sin su protección. La abogada del Estado le pregunta a qué se refiere con su expresión de "criterios de rentabilidad", ante lo que Pilar Calvo repsonde: "Si no fuera por motivos económicos el ERTMS habría llegado hasta el final de la línea, porque es mucho más seguro. Estábamos en un momento de austeridad, de ahorrar de cotes... "

Quiere saber la abogada del Estado Adela Álvarez si la perito ha recibido asesoramiento jurídico para redactar los informes, dado el uso de determinadas expresiones del ámbito jurídico o de sentencias del Tribunal Supremo. Pilar Calvo dice que no ha recibido asesoramiento y que los dos informes aportados a la causa los elaboró ella sola.

Comienza ahora el interrogatorio de la Abogacía del Estado, que defiende a Adif, puesto que las intervenciones de las acusaciones particulares han sido muy breves.

"No tenemos evidencia de que Adif evaluó el riesgo del error humano", asegura la perita.

El fiscal concluye su interrogatorio. Comienza ahora el turno de las acusaciones particulares.

Ver más

El dossier elaborado por Ineco, en el que no hay curvas ni rectas, "solo velocidades", y que fue fechado y firmado el 5 de diciembre de 2011, llegaba hasta O Irixo, hasta donde había sistema de seguridad ERTMS, por lo que la curva de A Grandeira, donde el 24 de julio de 2013 descarriló el tren con el saldo de 80 muertos y 145 heridos, estaba fuera de su alcance.

Al igual que Laura López, también Javier Salvador Arriaga, que en la actualidad tampoco sigue en el Ineco, ha incidido en que la labor del Ineco es estrictamente la de "control formal sobre si la UTE respetó la normativa en la evaluación de riesgos".

Sobre la baliza que se colocó en Angrois tras la tragedia ferroviaria cuyas responsabilidades se dirimen en esta vista oral, ha dicho Arriaga que no se podría haber instalado antes porque no había normativa que amparase su colocación.

Del mismo modo se expresó su compañera, que indicó que "no puedes implementar algo que no esté todavía reglado; no puedes hacerlo de forma autónoma, tiene que llevar un estudio importante".

Receso

La jueza María Elena Fernández Currás dictó un receso desde las doce hasta y media antes de dar paso al último técnico del Ineco.

Jorge Merino, el otro profesional en responder a las preguntas, corroboró, al igual que sus antecesores, que no estaba sobre la mesa el plantearse añadir elementos de seguridad que no constasen en el reglamento, que era la referencia.

"¿Ya existiría un control adecuado con el mero reglamento general de circulación sin otra intervención de Adif?", le ha preguntado de manera directa el fiscal Mario Piñeiro. "Entiendo que sí. Los riesgos ya serían aceptables", ha respondido Merino.