La actividad emprendedora en la comunidad se recupera y vuelve a niveles prepandemia

REDACCIÓN

La actividad emprendedora en Galicia se retomó el año pasado tras la situación de parálisis derivada de la pandemia sanitaria, según refleja el informe anual del observatorio internacional Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

El estudio, coordinado desde la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y con la colaboración de la Consellería de Empleo, la Universidad de A Coruña (UDC), la Universidad de Vigo (UVigo) y la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), pone de manifiesto que el año pasado el emprendimiento resistió la crisis sanitaria, evitando el cierre de iniciativas emprendedoras y manteniendo las ya consolidadas, “a pesar de que todos los indicadores deben observarse con cierta prudencia”, informa Efe.

Entre los principales resultados del estudio, destaca que el 27 % de la población gallega percibe la existencia de oportunidades para emprender y el 51% considera que tiene conocimientos para hacerlo.

Estos porcentajes correspondientes al año 2021 indican “que se recuperó parte de la confianza para emprender –aunque esta aún se sitúa por debajo de la observada en los ámbitos estatal e internacional– y que se mantiene la autoconfianza en las capacidades propias para emprender”, matiza el informe, presentado ayer en Santiago y que parte de entrevistas 2.000 personas.

El estudio también hace hincapié en que la principal motivación para emprender es la búsqueda de una alternativa para ganarse la vida frente a la escasez de trabajo, razón aducida por más del 70 %.

Con todo, los emprendedores en fase inicial presentan metas más ambiciosas. Un 42 % afirma que también emprenden porque quieren marcar una diferencia en el mundo y otro 38% alega la tradición familiar.

El perfil del emprendedor es el de una persona de entre 45 y 54 años, una formación de nivel secundario y con nivel medio alto de conocimientos financieros.